martes, 11 de septiembre de 2012

EXHIBEN RESTOS DEL PRIMER AVIÓN QUE ATERRIZÓ EN CAJAMARCA


En escuelas de la ciudad
Restos del primer avión que aterrizó en Cajamarca hace 91 años se exhiben en colegios públicos y privados de esta ciudad por iniciativa del municipio local con el fin de revalorar la historia de la aviación entre los pobladores, informó hoy una autoridad local.

Restos del primer avión que aterrizó en Cajamarca. Foto: ANDINA/Eduard lozano.
Restos del primer avión que aterrizó en Cajamarca.   
El colegio particular Davy College y el nacional Rafael Loayza fueron los primeros en acoger las piezas consistentes en el radiador del motor y los asientos del piloto y copiloto del aeroplano de fabricación italiana que aterrizó el 19 de julio de 1921.

También se muestra fotografías de la época y una reseña histórica de la nave que, como un hecho anecdótico, al momento de despegar chocó contra una vaca que ingresó al campo de aterrizaje de Shultín, quedando inutilizable.

El subgerente municipal de Turismo, Juan Quispe Goicochea, explicó que todo el material fue donado a la municipalidad por el ciudadano cajamarquino Joaquín Santolaya, cuyo padre, Eloy Santolaya, un mecánico de la época, se encargó de desmontar la nave y algunas piezas las envió a Lima para su reparación y nunca más regresaron.

De esta manera se busca que el público aprecie y conozca la historia del primer avión que aterrizó en esta ciudad, sostuvo el funcionario al precisar que próximamente realizarán una exposición en la Universidad Nacional de Cajamarca.

“Es importante que los estudiantes y la población en general aprecie cosas valiosas de la historia de Cajamarca”, expresó al anunciar que estas exposiciones también se realizarán en colegios distritales.

Sobre el aterrizaje dijo que se sabe que el gobierno de entonces, interesado en abrir una ruta de Lima a Iquitos, con puntos intermedios en Trujillo, Cajamarca y Chachapoyas, convocó a una competencia nacional de pilotos para cubrir la ruta al oriente.

Participaron el piloto Lloyd More y el copiloto César Lecca, quienes lograr aterrizar en el aeródromo de Shultín. Al siguiente día de llegar, cuando pretendían despegar, chocaron inesperadamente con una vaca que ingresó al campo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada