lunes, 26 de agosto de 2013

DÍA INTERNACIONAL DEL ACTOR




Más allá de que el 26 de agosto se celebra el Día Internacional del actor en memoria de San Ginés, remontándonos al siglo III, la historia de este Santo cuya imagen se evoca con una  máscara, remite al sutil límite entre la ficción y la verdad.

Ginés de Roma era un actor romano que realizaba diferentes teatros. Una de sus obras en la que estaba presente el Emperador Diocleciano, Ginés realizó una parodia sobre el bautismo. En el momento de recibir el agua se realizó el milagro y fue convertido al cristianismo. Más tarde fue decapitado por Roma en el año 286. Por eso esta fecha recuerda a éste actor.

El actor se sirve de su propia persona, capaz de trasladarte de época, de situación, de hacer reír, llorar, ayudándose de la voz, el gesto y los accesorios convenientes. El medio cinematográfico ha transformado profundamente la situación del actor. 

En las técnicas de actuación, la diferencia con el medio teatral es apreciable; por un lado la existencia del primer plano y de diferentes planos expresivos dentro de una misma secuencia o bien la integración de su interpretación en la figura del plano general; por otro la discontinuidad de la acción en la fase de rodaje, el doblaje, etc. Por esta razón la dirección y el montaje son elementos de una relevancia igual o superior a la interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada