lunes, 31 de enero de 2011

“URUGUAY: JOSÉ MUJICA Y EL SOCIALISMO ACTUAL”.



Soc. Antonio Solís Tasaico, Docente de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo.

A propósito de la visita oficial a Perú de José “Pepe” Mujica, segundo presidente socialista de Uruguay –primero fue Tabaré Vázquez-, recrearemos algunas reflexiones sobre sus andares y pensares de su gobierno socialista. En habitualidad se mencionan a países socialistas a Brasil, Chile -20 años de gobierno de la Concertación-, Argentina con su lado progresista-izquierdista con N. Kirchner, y la presidenta actual. Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba, son de socialismo doctrinal, clásico: marxista-leninista. Ello marca diferencia y proyecto con éste tipo de socialismo de finales del siglo XX, y éste XXI en su primera década.
El lado antropológico, existencial tan propio: chacarero –floricultor-, de vida dura, cuya simbología destila afectividad, amor, cariño a la vida como poesía, a los que se quiere, y a todo aquello que deseamos realizar –hoy desde la presidencia de la República Oriental del Uruguay-. Sin dejar al lado ser luchador social-político, encarcelamiento por 15 años, por esos pensares tan propios de los 60-70, y reincorporarse a la democracia. Democracia quebrantada desde “el golpe desde palacio de JM, Bordaverry-, (similar al autogolpe de A. Fujimori: 5.5.92), especie de gobierno civil-militar; de éste realismo latinoamericano se reconstruye el Movimiento de Liberación Nacional, a éste se unen diversos grupos de izquierda y crean el Movimiento de Participación Popular, quienes al final darán origen al Frente Amplio –FA-, y cuya primera victoria es hacer presidente a T. Vázquez en el 2005. El mismo FM repetirá aquel triunfo, y desde marzo 2010, asume José “Pepe” Mujica. Esta alianza que hoy tiene 40 años, no es resultado de coyuntura electoral, sino construcción y tejido a pulso, desde fines de los 60
El aspecto político considera que la historia indica que los que levantan o rebelan, son aquellos que están bien en la vida cotidiana (en Perú diríase la clase media, hoy la izquierda caviar, rojos pitucos); y aquellos que están en la miseria, generan resignación, pesimismo, desaliento. La izquierda de Uruguay, organizada en torno al FA, agrupando a cristianos-izquierdistas, progresistas, reiterando que ahí, los partidos políticos –en realidad, eran frentes-, no partidos en el sentido norteamericano, europeo. A su interior los partidos podían tener tendencias de izquierda, centro, derecha, lo cual permitía mucha negociación política interna, y caso contrario los gobiernos no se podrían sostener. Hoy J. “Pepe” Mujica no es socialista estatista a ultranza, que vivió 90% de su vida encima, arriba de la tierra, y por se crea una memoria y creencia muy subliminal sobre el realismo. El socialismo de hoy es muy distinto, define nuevas cosas del realismo; pese a que existen mentalidades que piensa en nacionalizaciones de los medios de producción. Afirma que la barrera de la sociedad socialista involucra dos cuestiones: diversificar y multiplicar mucho la riqueza al colectivo, así como el conocimiento y la cultura.
El socialismo no debería entender, ni considerar una sociedad en medio de la ignorancia y miseria; debería ser maduración del desarrollo, conocimiento, cultura, no es –el socialismo-, para seres bestializados, o ignorantes, pese a que pudiere ser justo lo quisiéramos tener. Debe ser momento de luchar por la duplicación de bienes materiales para su país –de aquel que así fuere-, así como cultura, saber, conocimiento. Es temprano vislumbrar estilo y velocidad que imprimirá J. Mujica. Al igual que el PT de Brasil de Inacio Da Silva, al interior del FA, quisieran hacer la revolución clásica del marxismo-leninista; ello hoy no es factible –aún con la crisis de la globalización del 2008-, que conmocionó al mundo occidental, Asia, África, América, Europa –que no termina de resarcirse de la crisis-. La vida cotidiana del mundo sigue a cada amanecer, no vuelve –sea sustento intelectual, ideológico, político-. J. Mujica reflexiona que los actores cambiaron sus rumbos, puertos, gustos, alcances, lecturas, conocimientos, saberes, formas de amares, quereres, sentires, sexualidades y placeres. Pero sin dejar de lado la necesidad-urgencia de construir, hacer con el saber, conocimiento, cultura, y dejar atrás la miseria, ignorancia –que solo trae resignación, pesar, inamovilidad-. Socialismos clásicos consideran expropiar los medios de producción, estatistas imaginan nacionalizaciones en pleno siglo XXI (Venezuela, Bolivia). Mohamed Bouazizi, joven desempleado al inmolarse –quemarse vivo- en Túnez, desanuda revueltas, marchas, ira, exigencias, en Túnez, Argelia, Egipto, Yemén –contra reelección de Alí Abdalá Saleh-. dictaduras, golpistas, autócratas que permanecen 25, 30 años reeligiéndose ilegalmente. Se remece África, y países árabes. ¡Soy de paz / pero guerrero!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada