domingo, 16 de enero de 2011

BANCO DE EX MATERNIDAD DE LIMA RECOLECTA 110 LITROS DE LECHE MATERNA AL MES


Lima, ene. 16 (ANDINA). Gracias a la actitud generosa de madres lactantes que alimentan a otros bebés que no son los suyos, el Banco de Leche Humana del Instituto Materno Perinatal (ex Maternidad de Lima) logra recolectar 110 litros de leche al mes para administrarlo a recién nacidos cuyas mamás no pueden dar de lactar por diversos motivos. Aunque este programa tiene muchos años de funcionamiento en países vecinos y solo en Brasil se cuenta con 290 bancos, el Perú se había quedado rezagado y recién hace medio año se subsanó ese déficit que ahora permite asegurar la alimentación más sana y óptima a los recién nacidos de ese centro asistencial. Ya son cientos los niños beneficiados con ese servicio.

“Comenzamos con 30 litros, luego subimos a 60 y ahora estamos en 110 litros al mes y esperamos seguir creciendo, a medida que las madres sigan tomando conciencia de la importancia de donar leche materna a favor de los bebés que la necesitan”, dijo a la agencia Andina el director de ese nosocomio, Pedro Mascaro.

Actualmente, hay 100 bebés hospitalizados en la ex Maternidad, la mayoría de ellos prematuro. Las mamás de 80 de ellos llegan todos los días hasta ese establecimiento con el fin de extraerse la leche y almacenarla para la alimentación de sus pequeños internados.

“A los bebes se les suministra la cantidad indicada por los médicos y la leche restante es almacenada para alimentar a los demás, cuyas mamás por diversos motivos no pueden llegar”, explica una de las enfermeras encargadas del Banco.

MADRES SUSTITUTAS


Pero además de esas madres están otras mujeres lactantes que con la mejor buena voluntad, donan parte de su leche al Banco para darles mejor calidad de vida a otros bebés que no nacieron de ellas.

Actualmente son cuatro mujeres solidarias que cumplen este papel, dos de ellas residentes en Miraflores, una en Surco y otra en Villa María del Triunfo, quienes luego de alimentar a sus hijos, con gran desprendimiento, se extraen su leche en frascos esterilizados que diariamente son recogidos por un equipo del Banco de Leche en sus propios domicilios.

Inclusive una de ellas, ya lleva cuatro meses donando leche y próximamente cumplirá su ciclo como donante que es de, máximo, seis meses.
MÁXIMO CONTROL
Para que una madre lactante pueda donar parte de su leche se tiene en cuenta su historial clínico en el que constan los resultados de todos los análisis que se les practica.

Generalmente, las únicas madres impedidas para hacerlo son las portadoras de VIH, indicó Mascaro.

Pero además de todas esas medidas de control, la leche que ingresa al banco es rigurosamente procesada para eliminar todo tipo de gérmenes.

“Las madres ingresan a un cuarto donde reciben frascos completamente esterilizados donde depositan la leche que se extraen de manera manual mediante masajes. Esa leche luego es analizada y tamizada e ingresada a un proceso de pasteurización, gracias al cual se le eliminan todos los microbios que pudiera tener, dejando un producto absolutamente saludable y garantizado”, explicó.

El galeno recomendó a las madres lactantes que deben trabajar, que no renuncien a la posibilidad de alimentar con su leche a sus hijos y que se den un tiempo para sacar y almacenar su leche para asegurarles buena calidad de vida.

Explicó que una vez extraída la leche materna a temperatura ambiente puede durar hasta 24 horas y refrigerada sirve por varios días, incluso seis meses bajo hielo.


OTROS BANCOS

Mascaro señaló que pensando en generaciones futuras de peruanos inteligentes y sanos, gracias a la alimentación exclusiva con leche materna hasta los seis meses, es que próximamente se abrirán nuevos bancos de leche en el Perú.
A fines de este año debe estar funcionando un banco en el Hospital Docente Madre-Niño San Bartolomé y el próximo año se abrirá un centro de acopio en San Juan de Lurigancho. Asimismo, ya se está trabajando para replicar la experiencia en Arequipa, Trujillo y Cusco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada