sábado, 15 de enero de 2011

LA PUBLICIDAD DESNUDA NATALIE PORTMAN


Natalie Portman es ese tipo de mujer que gusta tanto a hombres como a mujeres. De gran belleza, pero sin ser agresivamente atractiva, desprende una dulzura y elegancia sin igual en el show Business (comparable sólo con mi admirada Rachel Weisz).


No es de extrañar que los anunciantes se la rifen, y que en este caso, haya fichado por una marca de gran prestigio como Dior para ser su nueva imagen. Gracias a esa colaboración, ha salido a la luz este maravilloso cartel de Miss Dior en la que podemos ver a una Portman completamente desnuda, a excepción de una diadema súper chic y de, suponemos, unas gotitas de Miss Dior... ¿Se puede ser más elegante?

La futura mamá desplegará todos sus encantos y su lado más sexy en una colaboración con la casa francesa que, según anunciaron en junio, continuará.

¿QUIE ES NATALIE PORTMAN?
Aunque nació en la vieja Jerusalén (Isarel) Natalie Portman se crió desde los 3 años en EEUU. Su padre, médico de profesión, viajó por todo el país hasta que, cuando Natalie tenía 9 años, se instaló con su familia en Nueva York. Y allí empezó la fulgurante carrera de la única hija del matrimonio.

Habla hebreo, inglés, francés, japonés, alemán y algo de español. Es vegetariana y, según ha manifestado, no toma alcohol ni drogas.
Antes de los 12 años sus padres le habían cambiado el apellido judío por otro más fácil el de su abuela y comercial para favorecer su carrera artística. Comenzó como modelo, aunque su estatura, algo inferior a 160 cm, hizo que buscara iniciar su carrera artística por otras vías.
Su debut cinematográfico lo tuvo Portman a los 12 años en León, película de Luc Besson estrenada en 1994. Rodó sus escenas durante las vacaciones. Esta exigencia la ha mantenido en posteriores películas, lo que le ha permitido iniciar la carrera de psicología. Sus padres obligaron a suprimir una escena en la que debía aparecer desnuda y a rectificar el guión en los pasajes en que la niña se mostraba fascinada por la violencia.En los años siguientes Portman intervino en Beautiful Girls (1995), de Ted Demme, en Heat (1995), en la que actuó con Al Pacino, en Mars Attacks (1996), de Tim Burton, protagonizada por Jack Nicholson y Glenn Close y en Todos dicen I Love You (1996), de Woody Allen. Esta última resultó ser una experiencia dura para una actriz juvenil, ya que Allen prefiere no dar instrucciones precisas a sus actores y obtener registros de improvisación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada