viernes, 10 de diciembre de 2010

MARIO VARGAS LLOSA RECIBIÓ EL NOBEL

Fuente: Clarin.com



Acérquese, maestro. En la tradicional e imponente ceremonia, Mario Vargas Llosa, en elegantísimo smoking, estrecha la mano del Rey de Suecia, quien le entrega medalla y diploma.

Acérquese y reciba el Premio Nobel de Literatura de este año de la mano de su Majestad, el Rey de Suecia”, invitó Per Wästerg, presidente del Comité Nobel y miembro de la Academia Sueca. Y el escritor peruano nacionalizado español Mario Vargas Llosa, de 74 años, con semblante serio y de riguroso esmoquin negro, recibió la medalla de oro con el perfil del creador de los premios Alfred Nobel y el diploma que lo acreditan como el ganador de 2010. En el Konserthuset (Sala de Conciertos) de Estocolmo se escuchaba “Kijés Wedding”, una pieza de 1933 del compositor ruso Seguei Prokofiev.

Vargas Llosa hizo una reverencia al rey Carlos Gustavo de Suecia y saludó con una larga venia al público y a su familia: su esposa Patricia y sus tres hijos estaban sentados en la tercera fila.

El diploma que acredita a Vargas Llosa como Nobel de Literatura fue diseñado a lo largo de la historia por distintos profesionales. La medalla que recibió tiene inscripto un verso del poeta romano Virgilio que, traducido del latín, dice: “Quienes ennoblecieron la vida descubriendo las artes”.

Milimetrada hasta la perfección, la ceremonia comenzó a las 17.30 (hora sueca) viernes 10. El autor de Conversación en la Catedral recibió el premio –que entrega 1.400.000 dólares– después de los ganadores de los Premios Nobel de Física, Química y Medicina.

Antes de la entrega, Wästerg leyó, en un clarísimo español, un texto que decía: “Estimado Mario Vargas Llosa: Usted ha encapsulado la historia de la sociedad del Siglo XX en una burbuja de imaginación. Esta se ha mantenido flotando en el aire durante 50 años y todavía reluce”. El académico agregó que “por medio de la ficción, Vargas Llosa penetra en los entresijos del poder y explora las obsesiones de sus explotadores. La historia aplasta a sus personajes, pero no a sus conciencias”, dijo.

Wästerg dijo también que Vargas Llosa “es autor de una de las narrativas más singulares en lengua castellana”, un hombre que cree en “la fuerza de la literatura”.

El representante de la Academia Sueca trazó un recorrido de la trayectoria literaria del escritor peruano desde sus comienzos y lo definió como “un renovador de la novela, un literato épico cuya estatura traspasa Latinoamérica y cuya creación abarca todos los géneros”. Wästerg también se refirió al costado político de Vargas Llosa, quien fue candidato a la presidencia de su país. “De la provincial ciudad de Arequipa emergió un ciudadano del mundo, un marxista que por los abusos de (Fidel) Castro se transformó en un liberal”.

Mientras tanto, otros celebraban que en la sala se hubiera escuchado español, como la ministra de Cultura de España, Angeles González-Sinde, quien dijo: “Qué hermoso, en la ceremonia se ha hablado español”. Hacía 20 años que eso no ocurría, desde 1990, cuando ganó el Premio Nobel de Literatura se lo llevó el mexicano Carlos Fuentes. Y, un año antes, el español Camilo José Cela.

La ceremonia de entrega de los premios terminó con una cena de gala, presidida por los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, en la que Vargas Llosa sería uno de los tres encargados de pronunciarlos agradecimientos. Por tradición, se hace en el Ayuntamiento de Estocolmo y sólo están invitadas algo más de mil personas. El menú es el secreto mejor guardado.

En la cena de gala, el escritor dejó en claro su maestría en el arte de fabular y regaló un cuento a los invitados. “Soy un contador de historias y, por lo tanto, antes de proponerles un brindis, voy a contarles una historia”, dijo. Y comenzó: “Erase una vez un niño que a los cinco años aprendió a leer. Eso le cambió la vida...” Cuando terminó su relato, Vargas Llosa brindó por Suecia, “ese curioso país que parece haber conseguido, para ciertos privilegiados, el milagro de que la vida sea literatura, y la literatura vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada