miércoles, 29 de diciembre de 2010

MAGNÍFICA “RETAGUARDIA” EN EL MAR


Lo ha vuelto a hacer. Si hace sólo dos meses un descuido dejó al descubierto uno de sus pezones delante de millones de telespectadores italianos, ahora ha expuesto otra de las partes menos nobles de su cuerpo. Parece que no le preocupa ser la novia de uno de los actores más admirados de Hollywood. Pero, ¿quién es esta desinhibida mujer?
Pues bien, la propietaria de esta magnífica retaguardia es Elisabetta Canalis, la chica de George Clooney. Y la culpable de que la modelo mostrara gratis de nuevo más centímetros de piel de los pertinentes fue una ola inoportuna de una playa de Los Cabos (México), donde ha acudido a celebrar el Año Nuevo.
Sin embargo, la morenaza quiso seguir provocando a los paparazzi que la inmortalizaron y cuando se dio la vuelta éstos pudieron observar que su minúsculo biquini blanco le marcaba demasiado los pezones. Por tanto, no es de extrañar que la revista 'Playboy' no le haya hecho una oferta pese a su espectacular anatomía, ya que la chica no deja nada a la imaginación….Entonces, ¿para qué gastar dinero?

En estas paradisiacas playas, Canalis se topó con Cameron Díaz y el jugador de béisbol Álex Rodríguez. Ya se sabe que cuando el buen tiempo acompaña las conversaciones también son más distendidas, así que estos “bombones” de ambos lados del Atlántico se hicieron confesiones mientras el sol las bronceaba. ¿Qué se contarían?
De estas instantáneas se puede concluir que Clooney tiene muy buen gusto. No obstante, ¿no es demasiado inquietante que la estrella, a sus 49 años, aún no haya pasado por el altar con esta escultural novia? ¿Y por qué no le acompaña en sus vacaciones? ¡Cuántos misterios encierra esta relación!

EL PEZÓN QUE TRAICIONÓ A ELISABETTA CANALIS
La novia de George Clooney sufrió un descuido al más puro estilo Tania Llasera. No obstante, al contrario que la presentadora, la modelo no se percató demasiado de que estaba mostrando uno de sus senos a los espectadores italianos. Quizás, a partir de ahora se piense dos veces ir tan descocada a los platós televisivos.
El incidente se produjo por culpa de un vestido rojo cuyo escote era muy holgado. Con tanto movimiento no era muy difícil que la Canalis enseñara más de la cuenta y, finalmente, la "tragedia" se emitió en directo sin que ella pudiera echar marcha atrás.
Ya se sabe que esta guapa transalpina de 32 años es muy dada a posar de forma sensual para publicaciones masculinas (célebre es su posado en paños menores para 'Maxim' hace ahora justo un año).
Hace años, mientras hablaba con el diseñador Valentino, Elisabetta tuvo un percance similar delante de las cámaras desplazadas a un desfile en Milán. Afortunadamente, en aquella ocasión, cuando sus traviesos pechos amenazaron con jugársela reaccionó a tiempo y se cerró ese escote que mostraba más carne que un supermercado.
Inés Sastre o Miriam Sánchez (conocida anteriormente como Lucía Lapiedra) son rostros patrios que han lucido también escotes traidores. Siempre queda la duda de que estos descuidos no sean una forma de seguir dando que hablar en los medios. Entonces, ¿lo tenía todo planeado esta aspirante a actriz? ¿El marketing justifica esta muestra de mal gusto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada