martes, 21 de diciembre de 2010

ECLIPSE LUNAR DELEITA A OBSERVADORES DE LOS ASTROS



NUEVA YORK (AP) - Los aficionados a la astronomía tuvieron la madrugada del martes un regalo de Navidad adelantado: un eclipse lunar total.

La Luna cambió lentamente su color plateado por un rojo encendido mientras que su forma quedó reducida a un disco.

Durante un eclipse lunar total, la Luna llena pasa por la sombra creada por la Tierra que cubre la luz del Sol. Un poco de luz indirecta logra pasar y esto le da a la Luna un color espectral.

El espectáculo celeste de tres horas y media de duración se pudo ver en Norte y Centroamérica, en las regiones donde el cielo era claro. Algunas partes de Europa y Asia pudieron apreciar parte del fenómeno.

La fase total, cuando la Luna quedó completamente cubierta por la sombra de la Tierra, duró 72 minutos.

Ya que este eclipse lunar total, el único del año, coincidió con el solsticio de invierno la Luna se vio brillante en lo alto del firmamento.

La última ocasión que ocurrió un eclipse de solsticio invernal fue hace más de tres siglos, el 21 de diciembre de 1638 y volverá a ocurrir el 21 de diciembre del 2094, dijo el vocero del Observatorio Naval Estadounidense Geoff Chester.

Los eclipses lunares se pueden observar sin protección en los ojos, a diferencia de los eclipses solares.

El próximo eclipse lunar total llegará en junio del 2011, pero no se podrá observar en Norteamérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada