domingo, 30 de junio de 2013

JUZGADO LIMEÑO ABSORBIÓ INVESTIGACIÓN POR MUERTE DE SECRETARIA JUDICIAL




Casas sin vigilancia. Víctima fue asesinada por sicarios de "La Gran Familia". Asimismo las casas de "Viejo Paco" en Motupe no tienen vigilancia policial, pese a estar confiscadas por la justicia mientras se realizan las instructivas del caso.
Redacción Chiclayo

La investigación que realiza el Poder Judicial a la organización criminal "La Gran Familia" se complica. El tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo se inhibió de continuar las investigaciones instructivas en torno al asesinato de la secretaria del Tercer Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, Doris Ruiz Salazar, hecho ocurrido en setiembre del 2012 cuando salía de su casa en el pueblo joven 9 de Octubre.

La decisión que ha puesto nervioso a más de un involucrado en este homicidio fue adoptada por disposición del Segundo Juzgado Nacional de Lima, especializado en investigaciones contra el crimen organizado, quien absorbió las indagaciones al respecto ya que se comprobó que Ruiz Salazar fue asesinada por orden de Ángel León Arévalo (a) "Viejo Paco", contratado por terceros para acabar con su vida.

De esta manera tanto los autores intelectuales como materiales, serán procesados en Lima y recibirían sentencias mínimas de hasta 30 años de carcelería.

El juicio contra los responsables de esta muerte ha involucrado hasta familiares directos y cercanos de la fallecida, poniendo como móvil del crimen el económico, pues la familia de Ruiz Salazar había entrado en pugna con el resto de sus parientes por el control de las empresas que juntos habían formado.

Asimismo se ha revelado que otras de las teorías que motivaron su muerte fue el favorecimiento excesivo de la secretaria judicial hacia ciertos empresarios que tenían fuertes intereses económicos en las empresas azucareras, las que actualmente se encuentran convulsionadas por los continuos juicios por ver quien se queda con la administración judicial.

Lo cierto es que hasta el momento los detenidos Junior Antobelli Olano Díaz (a) “Junior”, Juan Manuel Díaz Orrillo (a) ‘Perro’ y Jhonny Manuel Díaz Orrillo (a) ‘Kío’, atrapados escondidos en sus casas del pueblo joven José Carlos Mariátegui de Chiclayo, semanas después del crimen,fueron puestos en libertad por el Poder Judicial debido a un exceso de carcelería. Se supo que ellos no habrían estado asistiendo a las diligencias judiciales, por lo que se ha ordenado su recaptura.

TERMINA EN DICIEMBRE 

Mientras tanto el caso que se le sigue a “La Gran Familia” y su líder Ángel León Arévalo (a) “Viejo Paco” continúa y ahora es considerado un proceso extremadamente complejo, lo que ha ocasionado que se amplíe el plazo de las investigaciones seis meses más, por lo que las instructivas deberán terminar en el mes de diciembre. Además, se ha ordenado que todos los procesados en este juicio permanezcan detenidos y recluidos en los penales en los que están actualmente, y se informó que todo intento legal por salir libres ha sido desestimado por la justicia.

CASAS DESPROTEGIDAS 

Asimismo, algo que ha preocupado a las autoridades judiciales es la falta de vigilancia policial a las viviendas confiscadas al "Viejo Paco" como parte de las investigaciones por lavado de activos, delito contra el patrimonio y asociación ilícita para delinquir.

Las viviendas si bien es cierto se encuentran desocupadas, están vigiladas por personajes extraños, quienes al más mínimo movimiento de personas extrañas hacen llamadas telefónicas sospechosas e indagan por quienes se acercan a los inmuebles, o como en el caso de los periodistas de esta casa editora, a qué medios de información pertenecen.

Los vecinos de Motupe revelaron que se han visto movimientos inusitados de personas que no son del lugar. Esto les ha dado temor por lo que muchos de ellos han preferido no salir de sus casas y mantenerse ingnorantes de lo que pueda estar sucediendo con esos inmuebles.

Nada más pidieron a la Policía brinde una mayor protección a los motupanos, quienes por el momento pese a contar con una comisaría, no sienten estar seguros en sus propios hogares, ya que la presencia de extraños los atemoriza. 



Fuente: http://www.larepublica.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada