domingo, 27 de octubre de 2013

Michael Urtecho cobrará durante receso legislativo


Increíble. Pese a estar suspendido por 120 días de sus labores en el Congreso al ser encontrado responsable de los delitos de apropiación ilícita, colusión, peculado, aprovechamiento indebido del cargo, enriquecimiento ilícito, falsificación de documentos privados y malversación, Michael Urtecho seguirá cobrando su jugoso sueldo como padre de la patria con total normalidad.
Entre el 16 de diciembre y el 28 de febrero, días en que no hay legislatura por el receso parlamentario, Urtecho percibirá sus haberes y demás derechos funcionales que ascienden a S/.17,600 mensuales, debido a que su sanción rige solo en días legislativos.
"Cuando no hay legislatura, no está suspendido", apuntó el miembro de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales Víctor Andrés García Belaunde al señalar que aunque "absurdo, insólito, incoherente y extraño", "así lo establece el reglamento del Legislativo vigente".
HECHA LA LEY. Consultado al respecto, el exoficial mayor del Congreso José Cevasco explicó que la figura legal en las sanciones que realiza el Congreso, paradójicamente, favorecen al parlamentario infractor.
Sostuvo que si bien Urtecho está siendo sujeto de una investigación constitucional de carácter penal, mientras esté en investigación tiene que seguir ese proceso que lo faculta en todos sus derechos al suspenderse las sesiones del Parlamento.
"La figura legal le asiste a Urtecho", remarcó Cevasco.
Y así lo suscribe el reglamento de este poder del Estado. El artículo 24, sobre el sistema de sanciones disciplinarias, señala que la amonestación se realiza "con suspensión en el ejercicio del cargo y descuento de sus haberes desde 3 hasta 120 días de legislatura".
No obstante, en el caso del legislador expulsado de Solidaridad Nacional, luego de admitir públicamente que recortó ilegalmente el sueldo de sus colaboradores, es la Mesa Directiva la que puede resolver la aplicación de estas disposiciones, pese a que el espíritu de la norma rechaza suspensiones continuadas.
Así lo entiende Cevasco, para quien "solo una decisión política" de la mesa que dirige el oficialista Fredy Otárola puede revertir lo que para el imaginario popular se entiende como la máxima expresión del otoronguismo.
"Esa decisión puede contravenir los derechos de Urtecho, sí, pero no hay otra alternativa", sentenció el exoficial mayor.
ESTÁ PROTEGIDO. Pero esta decisión sobre las remuneraciones del suspendido congresista sería reciente pues fue la pasada gestión legislativa la que lo habría implementado.
"Esta es una errónea interpretación que ha hecho este gobierno porque en el pasado tanto los casos de Tula Benítez y Elsa Canchaya también fueron sancionados con 120 días parlamentarios y en los días de receso no se les pagaba", recordó Javier Velásquez Quesquén.
Sostuvo que fue la gestión de Daniel Abugattás la que adoptó esta "interpretación" para favorecer a su colega nacionalista Omar Chehade, luego de que la Comisión de Ética lo encontrara responsable de coordinar una reunión para favorecer al Grupo Wong en el desalojo de la azucarera Andahuasi.
OTRO REGLAMENTO. Sin embargo, para Carlos Bruce es pertinente que el Reglamento del Congreso cambie en torno a las suspensiones "porque la imagen que se va a dar es muy mala".
"El señor Urtecho ha puesto al Parlamento en una situación muy difícil y con esto va a parecer que hay una intención de no quererlo sancionar. La Mesa Directiva tiene que buscar una solución para que la gente no se lleve una impresión equivocada de cuál ha sido el motivo del castigo por el daño a la institución", manifestó.
Bruce pidió a Otárola "interpretar el sentido del Congreso y no permitir que cobre esos dos meses".
Por su parte, García Belaunde agregó que la suspensión sobre días de legislatura tiene dos consecuencias en el caso de Urtecho.
"Si es 120 días calendario, él regresa en febrero, pero al ser días legislativos no regresará hasta mayo", explicó.
Así, dijo tener fe en que la acusación contra Urtecho en la Subcomisión de Acusaciones pueda estar lista antes de su retorno. "El hecho de una suspensión de 120 días da opción a terminar el trabajo antes que regrese", dijo 'Vitocho'.
"Ahí se va de frente a la calle y cuando procesa el desafuero, ya no va a poder cobrar nunca más", dijo.

Fuente: http://diariocorreo.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada