martes, 8 de octubre de 2013

Hombre llamó a una prostituta y llegó su propia hija


Un hombre llamó a una casa de citas para alquilar los servicios sexuales de una prostituta y se llevó la gran sorpresa que la mujer que llegó no era otra persona que su propia hija. El hecho ocurrió en Zimbabue.

Titus Ncube de Bulawayo dijo que se derrumbó cuando vio entrar a su hija al cuarto del hotel para tener sexo con él por dinero.

Por su parte la joven, de 20 años de edad, al darse cuenta que el cliente al que tenía que satisfacer era su propio padre huyó del hotel.

Titus lamentó la experiencia y confesó que últimamente estaba pasando por problemas maritales y que habló con su familia para solucionar el incidente que pasaron. Por otro lado la joven asegura que dejó el meretricio y que planea volver a estudiar.



FUENTE: http://diariocorreo.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada