lunes, 21 de octubre de 2013

"El resentimiento que alberga Arturo Castillo nos dejó sin terrapuerto"


Las cosas claras. El ex alcalde de Chiclayo, Fernando Noblecilla Merino, manifestó que durante el tiempo que condujo los destinos de la Ciudad de la Amistad trabajó el proyecto del Terminal Terrestre de Chiclayo, el mismo que contaba con un total financiamiento de empresas privadas, y fue sometido a licitación, pero a puertas de iniciar la ejecución de las obras quedó paralizado y postergado debido al cambio de la gestión edil.

“Para la obra se necesitaban cuatro millones y medio de dólares, según el expediente técnico, recursos que estaban financiados íntegramente por inversión privada. Entre los beneficios que recibía la comuna chiclayana estaba el 6% del total de los ingresos brutos mensuales, y al cabo de 20 años la infraestructura pasaba a manos de la entidad edil, sin que ésta haya invertido un sol en la constrcucción”, detalló la ex autoridad, quien también lamentó que a pesar de que han pasado más de 10 años de aquella época, hasta ahora la ciudad no cuenta con un terrapuerto. 

Asimismo fue tajante en señalar el estacionamiento del proyecto y que la oportunidad perdida de que la ciudad tuviera un terrapuerto se debió al resentimiento en todos los sentidos del ex burgomaestre Arturo Castillo Chirinos, quien simplemente decidió negar la viabilidad del proyecto y ordenar su archivamiento al saber que él impulsó la obra.
"Castillo pensó que me estaba perjudicando sin darse cuenta que Chiclayo perdía una oportunidad", finalizó.


Fuente: http://www.larepublica.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada