viernes, 12 de abril de 2013

OPERATIVOS FANTASMAS PARA JUSTIFICAR COIMA

¿Así, a la policía se la respeta?:



La avenida Augusto B. Leguía, en el tramo comprendido entre las similares Balta y Sáenz Peña, fueron prácticamente cerradas ayer en horas de la tarde por efectivos policiales para realizar operativos, pero no para erradicar o prevenir la delincuencia, sino para llenar los policías de algunos malos policías.

Justamente cuando eran las 4:50 de la tarde, policías jóvenes de esos que salen con colegas antiguos supuestamente para tomar conocimiento de la realidad y ambientarse en el control policial “cuadraban” a los mototaxistas pero no para aplicarles papeletas sino para sacarles dinero probolsillo y las personas que observaban las escenas decían tener “asco” y “vergüenza” de tal situación.

Escenas como las de ayer, se registran a diario en diferentes lugares de la ciudad al extremo que en la misma policía se ha hecho popular el dicho “hora ya no toca Grupo 5”, sino “Grupo 10”, pero no se refiere al Grupo Musical monsefuano creado el 31 de enero del año 1973 por los hermanos Elmer y Víctor Yaipén Uypán, sino porque la contribución de los supuestos infractores debe ser de 10 soles, en lugar de cinco.

Ocurre que cuando el infractor no tiene 10 soles, se le aplica la papeleta por las posibles faltas en las que hayan podido incurrir, de lo contrario el conductor de la unidad continúa su rumbo y queda garantizado para seguir circulando sin que nada le pase hasta que caiga en manos de otros policías a los que nos los apoyo económicamente, entonces tendrá que abonar otros 10 nuevos soles y cuando llega a su casa, no ha ganado “ni para el té”, como se dice en el argot criollo.

Si el comando policial quisiera certificar lo escrito por este periodista, es fácil, que solamente pregunte al jefe de tránsito cuantas papeletas se aplicaron en el tramo de Balta y Sáenz Peña de la avenida Leguía, seguramente que no serán muchas, porque todo fue en efectivo. 


FUENTE: Diario El Ciclón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada