lunes, 22 de abril de 2013

DÍA MUNDIAL DE LA TIERRA


Parece mentira que seamos nosotros, los habitantes de este maravilloso planeta llamado Tierra, los responsables directos de la degradación y del malestar de nuestro medio ambiente. El 22 de abril, Día Mundial de la Tierra, es una fecha que nos permite reflexionar para actuar y poner fin a la destrucción de nuestros recursos naturales.

La Tierra parecía no tener límites. El agua abundaba, los bosques estaban poblados de maravillosas especies, el cielo era azul y vasto, se extendía hasta más allá de nuestra vista. La promesa del Edén no parecía una idea demasiado lejana hasta hace pocos siglos.

Sin embargo, con el correr de los años y debido a una serie de factores como el crecimiento desmesurado de la industria y la sobrepoblación mundial, nuestro medio ambiente se está deteriorando rápidamente, a tal punto que algunos de los daños son irreversibles.


TOMA DE CONCIENCIA
Los gobiernos de todo el mundo y diversas asociaciones civiles luchan en la actualidad contra la erosión costera, los derrames de petróleo, la contaminación del agua potable y el desgaste de la capa de ozono. Asimismo, temas como el crecimiento demográfico, la deforestación, la lluvia ácida y la posibilidad de intempestivos cambios climáticos son temas de discusión en el presente que incidirán en nuestro futuro.

Estas preocupaciones se hicieron patentes el 22 de abril de 1970, cuando se celebró por primera vez el Día Mundial de la Tierra. Ese mismo día se creó la Agencia de los Estados Unidos para la Protección del Medio Ambiente.

Por esos años, la población norteamericana se alarmó al descubrir que a través de uno de los canales de agua de la ciudad de Nueva York circulaban sustancias químicas tóxicas que miles de barriles dejaban escapar. Asimismo, las aguas de Nueva Orleans se habían contaminado a tal punto que los residentes no podían beberla. La situación fue tan insostenible que inclusive el río Cuyahoga, en Cleveland, Ohio, se había incendiado por la contaminación.

Otro año importante en la toma de conciencia ambiental fue el de 1975, cuando un grupo internacional de estudio se reunió en Belgrado, Yugoslavia, para proponer un marco de referencia mundial para la educación ambiental. Este documento fue bautizado como la Carta de Belgrado y establece que la meta de la educación ambiental es lograr que la población mundial se preocupe por el medio ambiente y tenga el conocimiento y la dedicación para buscar soluciones a los problemas actuales y prevenir algunos problemas nuevos que surjan.

En 1993 se desarrolló otro Portal Educativo importante de educación ambiental en el que participaron 10 mil niños procedentes de 100 países, quienes crearon una versión de la Agenda 21, un Portal Educativo para lograr el desarrollo sostenible durante el siglo XXI, aprobado en la Cumbre de la Tierra que se realizó en Río de Janeiro en 1992.

Esta versión lleva como nombre Misión rescate: el planeta Tierra, y traduce los 40 capítulos del documento de la Cumbre en un manual de acción ambiental para niños. Existen en la actualidad unos 270 mil ejemplares traducidos a 14 idiomas, por lo que se convierte en uno de los libros de mayor venta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

EL SOSTENIMIENTO DE NUESTRAS SOCIEDADES
Una sociedad sostenible es aquella que satisface sus necesidades sin disminuir los recursos que requieren las generaciones futuras. Ese es el ideal al que aspiran los postulados de la educación ambiental. Sin embargo, según datos de la ONU, en las últimas tres décadas más del 30% de las regiones naturales del planeta han sido devastadas por diversas causas:

La explosión demográfica (la tasa llega a los 250 mil nacimientos al año)
El debilitamiento de la capa de ozono
La lluvia ácida
La deforestación anual de 170 mil kilómetros cuadrados de bosques y selvas
Nuestra propia supervivencia depende de la biodiversidad. Actualmente existen en nuestro planeta alrededor de 1.4 millones de especies y es posible que la Tierra hospede muchos millones más. Pero cada día algunas regiones son destruidas, lo que origina que miles de esas especies vayan desapareciendo.

Al conmemorar el Día Mundial de la Tierra es necesario que recapacitemos y tomemos conciencia de nuestras acciones, pues tal vez muchas de ellas, conciente o inconcientemente, están dañando rápidamente nuestro medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada