miércoles, 27 de marzo de 2013

SI EL MAESTRO TE DEJÓ HUELLA, ESCRÍBELE, AGRADÉCELE


Por León Trahtemberg

¿Quieren alimentar de felicidad el espíritu de algún maestro o maestra suyo que ha  dejado huellas en su vida? Tómese un minuto y escríbale un email de agradecimiento, así hayan pasado 20, 30 o 40 años de haber terminado el colegio. No se imagina el efecto que puede causar en ellos, aún si han pasado décadas de terminada su vida escolar. Hasta podría sorprenderle de los emails que podría recibir  de respuesta…
Después de todo, estamos en esta profesión para hacer una diferencia en las vidas de nuestros estudiantes, así que cuando se validan los esfuerzos que se han hecho se produce una sensación inmejorable, dice Dan Kerr en un lindo artículo
Pay It Forward (25/02/2013
http://connectedprincipals.com/archives/7698)
Dan cuenta en el artículo que decidió localizar a una vieja profesora para comentarle de la influencia increíblemente positiva que tuvo en su vida, de lo cual se había dado cuenta veinticinco años luego de dejar las aulas escolares, y hasta qué punto ella lo seguía inspirando en gran medida hasta ahora. Después de escribir esa nota, Dan se puso a pensar en todos los maestros que tuvo en su vida que le han cambiado de alguna manera para bien ... o ayudado a dar forma al educador que es hoy. Pensó en  en sus maestros de primaria, secundaria, universidad, y en todos los compañeros que había  tenido en los últimos 15 años en la educación, y se le ocurrió hacer una breve lista y les escribió para darles las gracias desde el fondo de su corazón.
Como resultado, varios de ellos le contestaron y le dijeron que su correo electrónico  simple y pequeño, (que le tomó menos de dos minutos para escribir), no sólo les había  hecho el día, sino además en algunos casos le dio sentido a toda su carrera docente
Se quedó pensando  ¿cuándo fue la última vez que le hemos escrito o agradecido a un profesor que inspiró nuestras vidas de una manera profunda?
Dan empezó a escribir a sus allegados y en sus columnas de opinión pidiendo a todos que esta semana enviaran uno o dos correos electrónicos pequeños y rápidos a alguno de sus ex maestros. ¿Qué tal si en el Perú tomamos la iniciativa y hacemos todos el intento de escribirle a un maestro que nos dejó huella?.  Estoy seguro que habrá agradables sorpresas.
En el Perú el Interbank hace un esfuerzo de reconocimiento a los maestros a través del concurso que precisamente lleva ese nombre “El Maestro Que Deja Huella”, que busca que sacar del anonimato a miles de maestros que con su vocación, tesón, espíritu de entrega, imaginación, perseverancia, espíritu de superación, logran no solo sacar adelante a sus alumnos sino además desarrollar propuestas innovadoras que merecen ser conocidas y replicadas por todo el país. Cada región tendrá un maestro ganador y luego en Lima el 2 de julio se definirá al ganador nacional que se ganará un departamento y un carro de estreno, además de computadora, libros, materiales educativos, beca de maestría, etc. La inscripción la pueden hacer los maestros vía internet a través de la página http://www.maestroquedejahuella.com.pe
Algo interesante es que la postulación del profesor no la tiene que hacer el mismo profesor. Puede ser un ex alumno suyo, un colega, un padre de familia, que colocando los datos del profesor al que quieren homenajear por sus méritos pueden hacerlo participar en el concurso.
El público se suele quejar de la mala calidad de muchos maestros. Los maestros se suelen quejar de que la opinión pública y los medios los denigran y han creado una mala imagen de ellos. Esta es una oportunidad para reivindicar a los maestros que dejan huella 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada