domingo, 10 de marzo de 2013

China retransmite por televisión la ejecución de uno de sus criminales más buscados


Así debería ser en el Perú
La vida de Naw Kham se cuenta como si fuera una novela -era un colorido gánster que había sido comparado con Osama bin Laden por lo que le costó a las autoridades chinas capturarlo- pero su muerte ha sido cosa de la televisión. Naw Kham fue ejecutado junto a tres de sus hombres en una muerte que no solo fue pública, sino retransmitida por televisión, en un hito que ha escandalizado a varios defensores de los derechos humanos por todo el mundo.



Tildan al gobierno chino de "explotador" y "bárbaro" por emitir lo que muy pocas veces se ha emitido en todo el mundo: los momentos que rodean la muerte de un ser humano.

El canal de noticias estatal CCTV retransmitió el momento en el que Kham, de 44 años, y sus compinches eran introducidos en un complejo de Kunming, al sureste de china. Eran las 14:19, hora local.

A las tres de la tarde estaban suministrándoles las inyecciones letales que pondrían fin a sus vidas. Poco después, la Agencia de Seguridad Pública china emitió un comunicado en su página web: "Ejecución implementada".

La cadena también emitió una entrevista que le habían realizado a Kham el 27 de febrero, en la que el criminal explicaba que tenía miedo de morir y que echaba de menos a su madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada