domingo, 29 de septiembre de 2013

CIPRIANI Y OPUS DEI SON LOS MÁS GOLPEADOS POR EXPULSIÓN DE OBISPO

ENCRUCIJADA. El ex obispo Gabino Miranda debería recurrir al Ministerio Público para aclarar su situación y ofrecer una forma de alivio a los fieles que creyeron en su predicamento.

Impacto profundo. Para el ex presidente de la Conferencia Episcopal del Perú, monseñor Luis Bambarén, el Opus Dei se ha lavado las manos y se ha apartado del caso del expectorado sacerdote Gabino Miranda, no obstante que fue formado por ellos.
Doris Aguirre.
Por algo será.
Antes que el cardenal Juan Luis Cipriani se pronunciara sobre el caso del defenestrado ex obispo auxiliar de AyacuchoGabino Miranda Melgarejo, lo hizo la Oficina de Información del Opus Dei en el Perú, el 20 de septiembre. Aclaró que el sacerdote no era uno de sus miembros sino que formaba parte de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, una organización que pertenece al Opus Dei. Era una forma elegante de apartarlo del círculo del Opus Dei.
Recién al día siguiente, el 21 de septiembre, desde Roma y por teléfono Cipriani demandó comprender y no condenar a Gabino Miranda y pidió que se le permita "el derecho a defenderse", como si el ex sacerdote hubiera sido víctima de una injusticia. Demasiada agua tibia para un caso que remeció la fe de los católicos.
Lo dicho por Cipriani era un ataque velado al Vaticano, que investigó y sancionó a Miranda. Lo cierto es que el ex obispo tuvo la oportunidad de responder a las acusaciones, como aclaró el presidente de la Conferencia Episcopal del Perú (CEP), monseñor Salvador Piñeiroarzobispo de Ayacucho.
Es notorio que las reacciones de Cipriani y del Opus Dei por el caso del ex sacerdoteMiranda grafican la honda preocupación por el daño que alcanzarán las ondas expansivas del impacto de la expulsión de un hombre entrañable del sector conservador de la Iglesia peruana.
Por eso Cipriani advirtió: "Sería de muy mal gusto que con una situación así se quisiera vincular o maltratar a una institución que goza de enorme salud espiritual, cercanía con Dios y que procura siempre hacer el bien en la Iglesia. El Opus Dei jamás va a tolerar o encubrir situaciones de este tipo".
Juan Luis Cipriani también afirmó que nada sabía del caso  de Gabino Miranda Melgarejo, un religioso a quien promovió como obispo auxiliar de Ayacucho. Sin embargo, según una carta suscrita por el mismo Miranda, con destino a la Nunciatura Apostólica el primero de junio, indica que el decreto papal de destitución, fechado el 24 de mayo de este año, le llegó el 21 de junio.
ONDAS EXPANSIVAS
Y añadió: "Desconozco los delitos (de los) que se me acusa, desconozco la procedencia de los denunciantes y la jurisdicción y en la época en la cual se cometieron los supuestos delitos".
Sin embargo, seguramente impulsado por la conciencia, admitió: "Reconozco que en algunas circunstancias he sido imprudente y así se lo comuniqué al Santo Padre por medio de la Nunciatura el pasado 11 de febrero (del 2013); pero además reitero en conciencia y en la presencia de Dios, que las supuestas faltas no pueden ser tipificadas de delitos contra sextum (violaciones del Sexto Mandamiento)".
Es poco probable que no dijera una palabra a ningún miembro del Opus Dei, al que era muy afín.
Monseñor Salvador Piñeiro aceptó que la defenestración de Gabino causará un daño terrible si es que no se aclara con prontitud. Y el efecto será más duro para el sector conservador, al que pertenecía el ex sacerdote.
"Según fui informado, Gabino Miranda cometió pecados muy graves contra el sexto mandamiento. Estos pecados  no se le perdona a cualquier sacerdote porque atenta contra el Santo Padre. El perdón solo le corresponde al papa Francisco. Pero, en el hipotético caso de que se le impute al padre un hecho que cometió aprovechando un acto de confesión, la Iglesia guardará rigurosamente el secreto. Y nadie le puede sacar la lengua", explicó Piñeiro a La República.
El clero que forma parte del Opus Dei, encabezado por el cardenal Cipriani, deploró que el ex presidente de la Conferencia Episcopal del Perú, monseñor Luis Bambarén, confirmara en una entrevista con Augusto Álvarez Rodrich en el programa "Buenas Noches", el 19 de septiembre, que Gabino Miranda había sido expectorado de la Iglesia por presunta pedofilia. El Opus Dei hubiera preferido el silencio completo.
Por algo será.
POR DECIR LA VERDAD
Por eso no faltaron los ataques contra Bambarén por haber sacado a la luz la gravísima sanción contra un sacerdote del ámbito del Opus Dei.
“Noy hay que buscarle tres pies al gato. Acá en Ayacucho no hay nada. El monseñor Luis Bambarén se ha pronunciado apresuradamente, afirmando que el padre Gabino fue separado por estar implicado en un caso de pedofilia. Si Bambarén  tiene la prueba que lo denuncie o si no estaría encubriendo. Y eso sí está penado por la justicia. Que no hable por hablar", dijo a La República, mortificado, el canciller del Arzobispado de AyacuchoPercy Quispe Misayco, muy cercano al cardenal Cipriani.
Monseñor Bambarén comprende la molestia e incomodidad del Opus Dei y sus seguidores por lo sucedido con Gabino Miranda, ya que es muy allegado a Cipriani y a su círculo.
"El Opus Dei ha tomado distancia respecto del caso del ex obispo Gabino Miranda y me sorprende. Gabino fue  formado por ellos. No comprendo ahora por qué quieren lavarse las manos. Ellos tendrían que pronunciarse sobre el caso", señaló Bambarén a La República.
Oficialmente sobre el tema  existe el comunicado en el que el Opus Dei deslinda con el ex obispo: "El interesado (Miranda), que no ha estado nunca incardinado (incorporado) en el clero de la Prelatura del Opus Dei, niega cualquier delito con menores; esta Oficina carece de más información sobre su situación. Como sucede con cualquier obispo, los órganos competentes son su diócesis y la Santa Sede".
Muy pocas palabras para un hecho sin precedentes en la Iglesia peruana y para el Opus Dei.
ACATAMIENTO Y RESIGNACIÓN
Preguntado si las ondas expansivas del impacto de la expectoración de Miranda alcanzarán al cardenal Cipriani, Bambarén dijo: "El monseñor Juan Luis Cripiani es el arzobispo de Lima. No es el jefe de la Iglesia peruana. Todo obispo depende del Santo Padre y debe acatar sus decisiones. Naturalmente, nosotros sentimos mucha pena y vergüenza que el papa Francisco haya tomado tan drásticas medidas. Las razones no lo sé. Me da mucha pena la situación del padre Gabino Miranda".
Monseñor Bambarén añadió: "Gabino ha pasado por un seminario, ha tenido una preparación espiritual con Dios. Ha estudiado en la Universidad de Navarra, estuvo en la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, del Opus Dei. Entonces ha decepcionado a todos los que lo rodeaban. Hay mucha gente en Ayacucho que se ha solidarizado con él. Gabino debería rezar por ellos, porque les falló. El ex obispo Miranda no solo es dueño de su alma, sino de todas las almas que Dios le ha confiado. Y si ha dado un mal ejemplo, es un pecado muy grave".
Que el ex obispo Gabino Miranda exponga abiertamente los hechos, o se presente por decisión propia ante el Ministerio Público, daría sosiego a los fieles de la Iglesia en general y al Opus Dei en particular. Pero Miranda persiste en negarlo todo. Así se lo ha dicho en la conversación que sostuvo con monseñor Salvador Piñeiro.
"Yo estoy muy interesado en que se aclare el caso y así llegue la tranquilidad y la paz, no solo al pueblo de Ayacucho sino a todos los que se sienten afectados. Gabino ha sido mi obispo auxiliar, por eso me duele en el alma. He sido golpeado duramente con la noticia", expresó Piñeiro. Si le afecta así al arzobispo de Ayacucho, el dolor debe ser más devastador para el sector al que pertenecía Miranda bajo la protección del Opus Dei.
Todavía es incierto lo que pasará con el clero nacional debido a lo ocurrido con el ex obispoGabino Miranda. De acuerdo con fuentes de la Conferencia Episcopal del Perú, el papa Francisco podría adoptar próximamente algunas medidas, como relevos y nombramientos. Es obvio hacia dónde apuntará el Santo Padre: a ese sector que ha preferido alejarse y lavarse las manos respecto del expectorado sacerdote.
Por algo será.
FISCALÍA DE AYACUCHO INICIÓ TRÁMITE PARA QUE VATICANO ENTREGUE INFORMACIÓN
El titular de la Segunda FiscalÍa Penal de Ayacucho Garry Chávez Valdivia, encargado de las investigaciones contra el ex obispo Gabino Miranda Melgarejo, ha solicitado a la FiscalÍa de la Nación que por intermedio de la Cancillería se requiera al Vaticano el expediente sobre la expulsión del ex obispo auxiliar de Ayacucho.
"He conversado con monseñor Salvador Piñeiro y  mediante una carta entregada a mi despacho nos ha informado sobre la decisión  que tomó la Santa Sede contra el ex obispoGabino Miranda. Pero  en ningún momento explica los motivos ni las razones sobre la separación de la Iglesia Católica", dijo el fiscal Garry Chávez.
" Vamos ha insistir con la solicitud, porque esta fiscalia aún no tiene a la persona que  ha denunciado el supuesto delito de pedofilia u otra forma de abuso", aclaró Chávez.
"La fiscalia está facultada para solicitar el informe al Vaticano sobre el caso del padre Gabino Miranda, pero ese proceso será larguísimo porque estamos ante un secreto del pontífice. Dudo que el Vaticano responda", advirtió monseñor Salvador Piñeiro.


Fuente: http://www.larepublica.pe/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada