lunes, 31 de diciembre de 2012

ROBAN CERCA DE S/. 100 MIL A PASAJEROS DE CIVA



"Parecía que era el fin de nuestros días, debido que los asaltantes amenazaron con matarnos con sus pistolas si es que realizábamos algún movimiento extraño. Además sentíamos repugnancia ya que esos hombres no contentos con robar, también empezaron a manosearnos por todo el cuerpo".

Así de aterrada se mostró una de las agraviadas que fue víctima de los asaltantes de carreteras.

ATRACO. En horas de la madrugada de ayer, 60 pasajeros que viajaban desde Lima a Chiclayo y Olmos, en un ómnibus de la empresa de transportes "Civa" fueron asaltados por 6 hampones en la carretera de la provincia de Huaura.

Algunos agraviados manifestaron que los facinerosos haciéndose pasar como pasajeros, subieron al bus media hora antes de que se suscite el atraco, dijeron que ya en el bus sacaron a relucir sus armas de fuego, y les indicaron que se trataba de un asalto, luego empezaron a despojarlos de su dinero, joyas de oro y plata, celulares, equipajes con sus prendas de vestir, computadoras, cámaras digitales, mercadería y hasta les quitaron los zapatos a todos los pasajeros.


Los maleantes no tuvieron compasión de nada ni nadie, pues bajaron del bus a la anciana Constanza Pérez Paredes (80) y la hicieron acostarse boca abajo, al costado de la vía, asimismo amenazaron con dispararle en la cabeza si es que trataba de levantarla.

Casi todas las mujeres fueron manoseadas por los delincuentes en momentos que les quitaban sus objetos de valor, entre ellas varias menores de edad. Finalmente los asaltantes de carreteras, con todo su botín huyeron a bordo de un camión que los esperaba.

DESESPERACIÓN. Entre los pasajeros viajaban todos los integrantes de la familia Santamaría Montalvo, quienes después de 3 años llegaban desde Chile a Perú y esta vez venían a celebrar el año nuevo y los 64 años de su patriarca Manuel Santamaría. Entre ellos venía tres niños y la joven Liban del Carmen Santamaría Montalvo (27), quien estaba con 7 meses y medio de gestación, pero debido a la fuerte impresión del asalto, su parto se adelantó, cuando ya se encontraba en Chiclayo. Fue trasladada a una clínica particular.

La denuncia fue realizada en Huaura. Los administradores de "Civa" tuvieron que comprarles sandalias a los pasajeros ya que estaban descalzos.

FUENTE: http://diariocorreo.pe/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada