domingo, 30 de diciembre de 2012

LA PREMIO NOBEL MÁS LONGEVA MURIÓ A LOS 103 AÑOS


Rita Levi-Montalcini recibió el galardón en 1986 por sus investigaciones sobre el crecimiento de las células neurológicas




La premio Nobel de Medicina italiana y senadora vitalicia Rita Levi-Montalcini falleció hoy en su residencia de Roma a los 103 años de edad, informaron los medios de comunicación italianos.

Nacida en Turín el 22 de abril de 1909 en el seno de una familia judía, fue reconocida con el Premio Nobel de Medicina en 1986 junto a Stanley Cohen por sus investigaciones sobre el crecimiento de las células neurológicas.

Su sobrina, Piera Levi-Montalcini, explicó que “falleció tras el almuerzo” y señaló que no se encontraba mal sino que “se apagó como se puede apagar una larga y trabajosa existencia que fue feliz, sobre todo en los momentos de trabajo”, en declaraciones recogidas por el diario turinés “La Stampa”.

UNA VIDA INTENSA

Montalcini se doctoró en Medicina por la Universidad de Torino en 1936, con una tesis dirigida por el histólogo Giuseppe Levi, tras lo que trabajó en la universidad turinesa hasta 1939.


Al comenzar la II Guerra Mundial y debido a las amenazas de persecuciones antisemitas se trasladó a Bruselas, donde colaboró en el Instituto Neurológico durante un año.

En 1940, y tras la entrada de las tropas de Hitler en Bélgica, regresó de nuevo a Italia y organizó en su casa un pequeño laboratorio de neuroembriologia experimental.

Durante la guerra vivió clandestinamente en Florencia y ejerció como médico de las tropas estadounidenses para, una vez finalizada la contienda, reincorporarse a la Universidad de Turín como ayudante del profesor Giuseppe Levi.


LA SENADORA-NOBEL

En 1947 se trasladó Estados Unidos tras la invitación del profesor Viktor Hamburguer para ir a la Washington University de St. Louis, donde ejerció la investigación y la docencia en la cátedra de Neurobiología.

Entre 1954 y 1960 trabajó junto al bioquímico estadounidense Stanley Cohen en la identificación del factor de crecimiento y un año después fundó en Roma un Centro de Investigación sobre el NGF (“nerve growth factor”, factor de crecimiento nervioso).

En 1969, tomando como base ese centro, se creó el Instituto de Biología Celular, del que ocupó la dirección, pasando a vivir a caballo entre St. Louis y Roma, hasta establecerse de forma definitiva en la capital italiana en 1977. En 1986, la Academia de las Ciencias sueca les otorgó, a ella y a Stanley Cohen, el Premio Nobel de Medicina, como reconocimiento a sus investigaciones sobre el crecimiento de las células neurológicas.

El 1 de agosto de 2001 fue nombrada senadora vitalicia por el entonces presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi.

FUENTE: http://elcomercio.pe/





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada