sábado, 20 de julio de 2013

"HUMALA DEBE FAJARSE POR UNA POLÍTICA DE ESTADO EN SEGURIDAD CIUDADANA"



Ysela Vega
Chiclayo

El clima de incertidumbre político y social en el país no se disipa a pocos días en que el mandatario Ollanta Humala Tasso deba dirigirse a la nación por el 192 aniversario de nuestra independencia. El analista Moisés Montenegro López subraya que es la oportunidad perfecta para que el líder del Nacionalismo se faje por una política de estado en seguridad ciudadana, además de consolidar la real dimensión de la inclusión social con sólidos mecanismos de comunicación con el pueblo y asegure la gobernabilidad que radica en instituciones como es la Defensoría del Pueblo y el Tribunal Constitucional (TC).

¿La controvertida elección de los miembros del TC y de la titular de la Defensoría remeció la estructura de la gobernabilidad?

La estabilidad institucional y política confluye con la gobernabilidad, la que se evidencia con el fortalecimiento de sus entidades, lo que es complementario con la calidad de los individuos que la componen.

La independencia, una característica que debe primar y que se cuestionó a Rolando Sousa, hoy renunciante a ser miembro del TC, al igual que Ernesto Blume y Pilar Freitas...

Todo se cayó por la presión de la sociedad civil, que en un acto de madurez ha obligado al Legislativo a ejecutar su real función de control político, es decir, que quienes deben integrar estas instituciones pilares del sistema democrático deben ser ciudadanos con conocimientos profundos en la dimensión interinstitucional, con una hoja de vida intachable y una alta vocación de independencia.

Es la fórmula para conservar el estado democrático.

Así es. Es una de las formas para mantener un estado fuerte. Ganó el pueblo del Perú.
Propuesta

Una de las últimas incidencias de contexto educativo y de repercusión social fue la creación de una superintendencia para las universidades. Usted como vicepresidente de la Federación de Docentes de la UNPRG, ¿qué opina?

Respaldamos la dación de una nueva Ley Universitaria que sintonice con los cambios mundiales, reconociendo que la actual norma con más de 30 años de vigencia solo afirma la corrupción y subdesarrollo en la formación del capital humano que requiere el país.
Usted dice que no estamos preparados para formar parte de una sociedad moderna. 
¿Cuáles son los niveles de rendimiento?

En el ranking de competitividad mundial de 134 países, el Perú ocupa el puesto 70, mientras Chile es el primer sudamericano en el puesto 30.

Entonces, ¿cuál sería la estructura a valorarse?

Apostamos por el vicerrectorado de investigación y la obligatoriedad de la dimensión realtiva a la acreditación universitaria. Y también propugnamos por la eliminación de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y el Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades (Conafu).

Falencia comunicativa

La clase trabajadora rechaza la Ley Servir, por calificarla como una violación a sus derechos laborales, la que conllevó a protestar...

En su esencia es positiva para el país, pues se garantiza el mejoramiento y el lineamiento de la meritocracia y el fortalecimiento de las capacidades. Los mecanismos de evaluación son sobre el espacio que se desarrolla el individuo, lo que los sindicatos tienen que explicar a sus agremiados.

Ello requiere asumir un compromiso.

Claro, el trabajador público debe asumir las políticas de estado, en razón que pueden venir otros gobiernos. En este caso son a largo plazo.

¿Por qué la negativa de aceptar esta norma?

Existe un terror por la cultura de la evaluación, la que se aplica en las diferentes sociedades. 

Quizá por el antecedente histórico del 90-2000 en la que Alberto Fujimori hizo terrorismo blanco con los despidos. Aunque también falló la variable de la comunicación, es por eso que Humala debe rendir una explicación de todo ello en su mensaje presidencial.

Seguridad e inclusión

El alto índice delincuencial es un punto en contra para este gobierno. ¿Cómo afrontarlo?

Tiene que asumir un rol protagónico y no delegar funciones para acabar con el sicariato. 

Urge una mayor presencia del gobernante en estos temas, con una menor interferencia en sus decisiones de la primera dama (Nadine Heredia). Y no se puede negar que la dimensión de la inclusión social no impacta en la reducción de la extrema pobreza.

Pero hay un nacimiento de una nueva clase social...

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hay una clase media vulnerable de dos millones de peruanos entre el 2005-2011. Y la responsabilidad de Humala está en que ellos no regresen a la pobreza y sí pasen a la clase media consolidada.




Fuente: http://www.larepublica.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada