domingo, 7 de julio de 2013

DELINQUIÓ DESDE LOS 12 AÑOS Y ADOPTÓ VARIAS IDENTIDADES


 NACIDO PARA EL MAL. Román Ángel León Arévalo (a) "Viejo Paco" cambio sus nombres varias veces y robó la identidad de un muerto cuyo deceso fue mal inscrito. Policía con paciente trabajo de inteligencia descubrió las verdaderas identidades de maleante que permitió su captura.

José Rivas
Chiclayo

La historia de la organización criminal “La Gran Familia” se resume en toda la investigación policial y del Ministerio Público, en torno a un alias “Viejo Paco”. Un sujeto cruel y despiadado al que se siempre le gustó la buena vida y al que no le interesó matar con tal de conseguir lo que él realmente quería.

Desde muy joven “Viejo Paco” mostró sus inclinaciones delictivas al participar en la década del '70 de pequeños asaltos y robos en su natal Chimbote, así como también en Trujillo. Fue detenido innumerables veces, pero eso no sirvió de freno sino por el contrario, de motivación para entrar de lleno en este ambiente del mundo criminal.

De las indagaciones policiales, “Viejo Paco” como hoy en día es conocido, tiene una partida de nacimiento con el número 677, expedida por la Oficina de Registro Civil de la Municipalidad Distrital de Chocope (La Libertad), a nombre de Román Ángel León Arévalo con fecha de nacimiento del 16 de agosto de 1958, en el distrito de Chocope-La Libertad, hijo de Nicanor León Muñoz y Angélica Arévalo Miranda. Estos registros pudieron ser corroborados con la tarjeta alfabética y dactilar del incriminado a nombre de Román Ángel León Arévalo, realizado por personal policial de Chimbote, al haber sido intervenido por delito contra al patrimonio (robo de automóvil) en 1977. Posteriormente fue detenido por el robo de un reloj en agravio de Sonia Alva Pereda, ocurrido el 5 de enero de 1979 en la ciudad de Chimbote. Hasta ese momento utilizaba el nombre de Román Ángel León Arévalo. 

Luego el 11 de abril de 1979 en Chimbote asaltó a Isabel Molina de Castro a quien le robó su bolso.

El 3 de octubre de 1987 en la ciudad de Chiclayo fue detenido por personal policial por estar en posesión de medio kilo de clorhidrato de cocaína, siendo en ese momento que empezó a cambiar de identidades. Primero fue identificado como Román Ángel León Arévalo, pero también dio los nombres de Luis Antonio Sánchez Miranda o Ángel Wilson Ruiz Mercado (a) “Paco”, “Paquito” o “Chacla”. Esto quedó certificado en la tarjeta alfabética y dactilar de incriminados de la Policía.

En agosto de 1991, mediante el acta de audiencia en la instrucción 680-80 se le identifica como Ángel Ramón León Arévalo. En este documento se registra: “… que el acusado refiere haber sido delincuente desde la edad de 12 años, que siempre ha realizado delitos de asalto y robo a mano armada, pero nunca mató a ninguna persona, se declara convicto y confeso de todos los delitos contra el patrimonio, más no así del delito de tráfico de drogas”. En ese momento varió sus nombres.

Evade a la justicia
Sabiendo que la justicia en el año 1991 lo iba a condenar a prisión decidió escapar para recobrar su libertad y continuar su carrera delincuencial. Hasta ese momento era conocido como Román Ángel León Arévalo, Luis Antonio Sánchez Miranda o Ángel Wilson Ruiz Mercado (a) “Paco”, “Paquito” o “Chacla”. Su fuga fue el 31 de junio de 1988 del penal de Picsi, habiendo sido recapturado el 10 de octubre de 1990 por el robo de varias sucursales bancarias, habiendo sido condenado a 10 años de cárcel, siendo liberado en el año 2,000.

En los '90 participó de varios asaltos fuera del país. En Bolivia junto a sus secuaces asaltó un camión de caudales de Prosegur en donde mataron a unos policías.

Una vez a su salida de la cárcel adoptó una nueva identidad: Aureliano Pascasio Ángeles Bonilla con DNI 18208696, identidad con la que inició su carrera delincuencial con la fachada de un hombre de negocios probo, que no pretendía caer en el mundo del hampa, pero cuyas verdaderas intenciones salieron a relucir al convertir su próspera empresa, en una lucrativa organización criminal, la misma que creció sembrando el terror y la muerte.

Aprovechó error de inscripción en Registro Civil de Chimbote

De las indagaciones hechas por la Policía, se logró establecer que “Viejo Paco” logró tener una identidad libre de antecedentes al usurpar o robar el nombre de un hombre ya fallecido y cuyo deceso fue mal registrado por sus familiares.

Adoptó la identidad de Aureliano Pascacio Ángeles Bonilla con fecha de nacimiento el 31 de mayo de 1951 y cuyo fallecimiento se registró como Aurelio Pascacio Ángeles Bonilla, error que fue aprovechado por el maleante para crearse una nueva identidad, con la cual creó su mafia.

Desde ese momento se dio inicio a su banda “La Nueva Generación”, que luego se convirtió en la banda de extorsionadores “La Última Cena”, y luego fue rebautizada como “La Gran Familia”.


Fuente: http://www.larepublica.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada