domingo, 17 de febrero de 2013

Revelan que familiares del presidente regional tienen testaferros con concesiones mineras



La gestión que encabeza Humberto Acuña Peralta, en el Gobierno Regional de Lambayeque, sigue envuelta en escándalos, los cuales involucran a la vez a la familia de la autoridad regional.

Y es que al "destape" sobre las concesiones mineras que ostenta en Cañaris su hermana Mary Acuña (excandidata al Congreso por APP) y su cuñado Elver Díaz (exprocurador anticorrupción de Lambayeque) -hecho público el año pasado-, ahora el mismo presidente regional reveló que estos mismos familiares han solicitado más concesiones, esta vez en Incawasi y Salas.

"Ellos lo presentaron (nuevos pedidos de concesiones mineras) al Gobierno Regional, pero lo hemos denegado por una cuestión de moral", dijo ayer Humberto Acuña, evidenciando así su intento de evitar más escándalos en su gestión con un nuevo conflicto de intereses por las decisiones tomadas.

CONTRA MARY. Sobre la posibilidad de que su hermana Mary Acuña renuncie a las concesiones mineras que tiene junto a su esposo en Cañaris, la autoridad regional reconoció que esto no ayudaría a limpiar la imagen de su gestión, porque el daño ya está causado.

"Dé o no un paso al costado ya hizo daño a la gestión, eso me indigna y me molesta", expresó Humberto Acuña, queriendo así deslindar cualquier responsabilidad por las concesiones mineras que actualmente ostenta su hermana y su cuñado.

Sin embargo, este intento del presidente regional de querer salir limpio de estos cuestionamientos fue traído abajo por su propio hermano y congresista Virgilio Acuña, quien con documento en mano demostró que cursó un oficio a Humberto Acuña, el 5 de octubre del 2011, advirtiéndole del conflicto de intereses que habría si otorgaban las concesiones mineras que hoy ostenta su hermana y su cuñado en Cañaris.

"HUMBERTO DA PENA". "Me da pena que después del conflicto en Cañaris se dé cuenta que hay conflicto de intereses. Yo le hice saber que existían estos conflictos al inicio de trámite de la concesión. Él (Humberto Acuña) sabía desde esa fecha (octubre 2011) que había conflicto de intereses", expresó.

El legislador deslizó a la vez la posibilidad de que sus hermanos Humberto y Mary Acuña han actuado confabulados con fines de lucro, junto a su cuñado Elver Díaz, en el otorgamiento de las concesiones mineras en Cañaris.

"Los integrantes de la familia Acuña que estamos en política no lo hacemos para hacernos ricos, y si mi hermano (Humberto) se ha equivocado tiene que corregir sus decisiones (...) Me da pena que mi hermana (Mary) siendo abogada -no sé en qué universidad habrá estudiado- haya hecho esa gestión (concesiones) sabiendo que hace daño a su propio hermano (Hermano) y que se desprestigio el nombre de la familia", acotó.

TESTAFERROS. Pero las críticas a la autoridad regional, su hermana y su cuñado no cesaron ahí, pues Virgilio Acuña reveló que Mary Acuña y Elver Díaz tienen un testaferro que también ostenta dos concesiones mineras en la Cuenca de Zaña y en los distritos de Olmos y Motupe, de lo cual está enterado Humberto Acuña.

"Le exijo que en honor a la buena moral las concesiones denegadas sean reales y convincentes y no usen testaferros para pasarlas a nombre de otros. El presidente (Humberto Acuña) sabe que hay un concesionario de apellido De fina que es testaferro y conserje de su cuñado Elver Diaz y que tiene dos concesiones", sentenció.

Virgilio Acula precisó que el nombre completo del testaferro es Segundo Flavio De Fina Alamo, quien labora en el local ubicado en la avenida Luis Gonzáles N° 776, de propiedad de los esposos Mary Acuña y Elver Díaz. En total esta persona que sería un testaferro tiene dos concesiones mineras de 600 hectáreas, según los documentos mostrados por el legislador de Solidaridad Nacional.

FUENTE: http://diariocorreo.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada