lunes, 4 de febrero de 2013

¿CUÁLES SON LOS FUNDAMENTOS MORALES DEL PUEBLO PERUANO?



Por: Manuel Antonio Balarezo Mesones
Fiscal Adjunto Provincial Penal de Huallaga


Como explicar que siendo el Perú, un país privilegiado por la naturaleza, por la inmensa riqueza de sus culturas pre incas e inca, la multiculturalidad étnica de sus comunidades nativas, auténticos defensores del medio ambiente; la bendición de sus bosques amazónicos, verdadera fábrica de agua, oxígeno, flora y fauna; la abundancia de sus recursos hídricos, agua dulce que se pierden en los océanos pacífico y atlántico; sus exóticas especies vegetales, como la papa, que salvó a millones de personas de la hambruna que Europa vivió en los siglos pasados, el yacon, la maca, la quinua, la kiwicha, el tarwi, etc., la diversidad de sus climas –de los noventaicuatro y tantos tipos de clima que hay en el mundo, el Perú cuenta con más de ochentaicuatro-, que permite que en este país se practiquen todo tipo de actividades agropecuarias, de pisciculturas y eco turísticas; la fortuna de sus recursos minerales, metales requeridos para la aplicación de los nuevos adelantos de la ciencia y la tecnología que aparecen en el mundo; la inmensa belleza de sus paisajes naturales; el talento de su gente, con comprobadas actitudes pro-activas ante las adversidades; con todas estas particularidades y las que por falta de espacio dejo de mencionar, nuestro país sea considerado un país del tercer mundo, caracterizado por las desigualdades, las injusticias, las falta de instrucción y de educación de su gente, donde las instituciones públicas se destacan por incumplir los fines y los objetivos para los cuales fueron creadas; donde los Gobernantes –autoridades nacionales, regionales, locales, funcionarios públicos, etc-, de turno sólo aspiran en enriquecerse en el menor tiempo posible, aunque esto signifique empobrecer más a los gobernados y se postergue el progreso y el desarrollo de repetidas generaciones de compatriotas, algunas de ellas que pese a estar por desaparecer, aún no conocen a un Alcalde Municipal,  a un Presidente Regional, representante del Congreso y hasta un Presidente de la República que a toda prueba se le pueda calificar de HONRADO y HONESTO -salvo honrosas excepciones dignas de mencionar en otra oportunidad, que han existido en todo tiempo y lugar-. 

Como expresara el filósofo y político norteamericano, Samuel Adams: “ni la más sabia de las constituciones ni las leyes más sabias asegurarían libertad y felicidad a un pueblo cuyos actos fueran universalmente corruptos”.

Y una de las formas más efectivas de evitar que el pueblo incurra en actos corruptos es facilitar a los niños, adolescentes y ciudadanos en general de una adecuada, correcta y buena educación, donde se promuevan el amor y el respeto a la patria, pueblo, caserío, comunidad, barrio, etc., al prójimo, al medio ambiente, a la nación, a la FAMILIA cédula básica de la sociedad y del estado y; permanentemente se inculquen y se practiquen valores y principios morales, ya que sin estas cualidades y virtudes sería imposible alcanzar el bienestar y la felicidad del pueblo en general.

El Gobierno tiene la gran oportunidad de crear dentro de la estructura orgánica de cada institución del estado, un área dedicada exclusivamente a promover, inculcar y practicar valores y principios morales; debiendo exigir que el Ministerio de Educación en todas las asignaturas de la educación básica, dicte un curso relacionado a sembrar, cultivar y practicar valores; procurando que en todos los centros de enseñanza pública se imparta la mejor INSTRUCCIÓN y EDUCACIÓN, como ocurre en los países desarrollados del mundo y no sea al revés, ya que en el Perú hay que asistir a una institución educativa privada para recibir una adecuada educación; para ello, hay que remunerar bien y agregarle una bonificación especial a los docentes que se encuentran en la zonas más alejadas y pobres del Perú, sólo así construiremos el país que todos los peruanos anhelamos.

Es hora de entender que al cambiar nuestro voto por una dádiva que nos da el que aspira a llegar a la Presidencia de la República, al congreso, a la Región o aun gobierno local, sin que éste –representante- reúna las condiciones mínimas que el cargo exige, indirectamente estaremos contribuyendo con la CORRUPCCIÓN, entendiéndola no como el representante que se aprovecha del cargo para enriquecerse, al dedicarse más a sus intereses personales o particulares sino que debemos entender que la corrupción es responsable de que un padre de familia no tenga un trabajo seguro y si lo tiene no se le remunere adecuadamente; que un hospital no cuente con los equipos y profesionales necesarios, para brindarle a la población un servicio de salud oportuno y de calidad; que una carretera, un puente no se construya; que un niño no pueda ir a la escuela o, que un niño o niña en el sur del Perú muera de frió por no tener con que abrigarse; que nuestros jóvenes debido a las carencias económicas de sus padres dejen de estudiar para dedicarse a cometer actos delincuenciales y refugiarse en el alcohol y las drogas; que un policía, un juez o un funcionario público no cumpla debidamente con sus funciones; que una madre de familia tenga que abandonar su hogar para ir en busca de un pan que llevar a sus hijos; recordando siempre que por la corrupción hemos perdido algunas guerras internas y externas a lo largo de nuestras historia; consecuentemente se origine el deterioro de la familia, la sociedad y de este gran país.

El día que los ciudadanos valoren las herramientas que le proporciona la DEMOCRACIA, la cual ha sido producto se siglos de luchas sociales en diferentes partes del mundo; eligiendo a representantes HONESTOS, IDÓNEOS, COMPETENTES, JUSTOS, con VOCACIÓN DE SERVICIO; que AMEN  a su pueblo y a su gente, ese día tendremos asegurada la paz, la justicia, la igualdad, la libertad, el progreso y el desarrollo que tanto anhelamos en nuestras familias y en nuestros pueblos y, sobre todo contribuiremos a construir un país poderoso, moderno y grande; como el país que edificaron nuestros antepasados y que fue admirado por el mundo entero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada