martes, 19 de noviembre de 2013


¿negociado? José Gómez Guzmán ofertó artículos a menos del 50% del precio fijado por la comuna para adquirir productos para señalización vial de la ciudad.
Ysela Vega
Chiclayo

Un nuevo caso aparentemente irregular ensombrece más la imagen del ayuntamiento chiclayano, en razón que el supuesto testaferro José Gregorio Gómez Guzmán no solo se benefició con el fraccionamiento de productos de ferretería por más de un millón 500 mil soles sino que también resultó ganador de la buena pro –en un primer momento– con la venta de pintura, al haber participado en una subasta conjuntamente con la empresa nacional Anypsa, ofreciendo 60,000 soles por 2,550 galones de pintura, es decir, un precio mucho menor a la base de 137 mil soles, impuesta por el ayuntamiento chiclayano y a la propuesta de su competidor.

El 2 de julio del 2013, Gómez Guzmán, quien estaría ligado a Luis Barrantes Piscoya, personaje cercano al alcalde Roberto Torres Gonzales, participó de la subasta inversa presencial-adjudicación directa pública para la adquisición de pintura para la señalización vial de la ciudad.

En esta convocatoria la municipalidad solicitó la compra de pintura de tráfico amarillo, con la cantidad y costo señalados en las primeras líneas; además de pintura de tráfico blanco, cuyo precio fijado fue de 126 mil soles y también requirió disolvente Xilol por 74,116 soles. Y en el período de pujas, que se realizó en el auditorio del Parque Infantil, José Gómez ofreció –en un principio– 131,000 soles por la pintura amarilla, 119,753 soles por la pintura blanca y 70,410 soles por el disolvente Xilol frente a lo fijado por Anypsa, que para la pintura amarilla consideró 137,980 soles, para la pintura blanca 126,000 soles y para el disolvente 74,116, es decir, tomó en cuenta los mismos costos referidos por la comuna.

Al término de la subasta, Gómez propuso 60,000 soles para la pintura amarilla, 53,000 para la pintura blanca y 27,500 para el referido disolvente, por lo que Anypsa desistió del proceso.

Observación

El regidor Manuel Cabrejos Tarrillo dijo que esto llama la atención, pues es una persona natural quien oferta productos a mínimos costos, incluso al de un mayorista. Esta situación no terminó allí, pues con el Oficio Nº 1042 dirigido al administrador Manuel Yarlaqué y en el que solo aparece una firma ilegible y sin sello, se le solicita anular el contrato porque Gómez no adjuntó la constancia de no estar inhabilitado. Sin que ello tampoco signifique una denuncia ante el Órgano de Contrataciones del Estado. Trascendió que esta decisión la habría motivado una carta fianza falsa.

CLAVE

También se debe indicar que Víctor Ángel Cubas Llaguento, quien es criador de cerdos, utilizó proformas de Negocios y Distribución J&C, cuyo propietario es José Gómez Guzmán, para presentarlas a la municipalidad en el caso de las compras fraccionadas. “Es un indicador que habría un préstamo de estos documentos para obtener dinero con supuestas compras, de las que se desconoce si ingresaron o no al almacén”, dijo Cabrejos.


Fuente: http://www.larepublica.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada