lunes, 18 de noviembre de 2013

El Señor de Sipán y las Tumbas Reales de Lambayeque


El Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán cumple 11 años de haber sido inaugurado. 
Fue un 8 de noviembre del 2002 cuando en una gran ceremonia que contó con la presencia de muchos científicos y personalidades se inauguró y puso al servicio del pueblo.

La infraestructura del museo está diseñada como una gran pirámide Mochica y en su interior han sido colocados artefactos electrónicos muy sofisticados y su ambientación museográfica se realizó siguiendo los últimos patrones para este tipo de edificios, lo que lo convierte en uno de los 10 mejores museos del mundo.

El Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán fue construido exclusivamente para albergar a las piezas metálicas, cerámicas, textiles, óseas, pétreas y todos los objetos que fueron encontrados en las tumbas excavadas desde 1987 al 2002.

El hallazgo
Como ya es conocido, los restos del hoy mundialmente conocido Señor de Sipán fueron hallados durante las excavaciones arqueológicas que se realizaron en Huaca Rajada desde abril de 1987, luego que la Policía capturara a profanadores con objetos metálicos de la Cultura Mochica.

La ubicación de la cámara funeraria del Señor de Sipán ocurrió al promediar las 8 de la mañana del 21 de julio de 1987. Días previos, los arqueólogos Luis Chero Zurita, Susana Meneses, Carlos Wester y otros dirigidos por Walter Alva, habían encontrado otros entierros y cerámica, que les indicaban que metros más abajo debería haber una tumba mayor.

Por fin se decidieron a desenterrar los restos. Mientras más pasaban la brocha quitando tierra, más se dejaban ver las hoy conocidas mundialmente orejeras de oro con incrustaciones de perlas preciosas. Y así fueron desenterrando las piezas sin dejar de tomar fotos.

El Señor de Sipán fue un sacerdote, guerrero y jerarca Mochica que gobernó esta parte del Perú en el siglo III y que según los análisis a sus restos óseos, fue un hombre de 1.65 metros de altura, de aproximadamente 30 años y se calcula que habría muerto entre el 240 al 310 D.C.

El entierro
En esa época, en Europa, las personas eran sepultadas solo envueltas en sábanas mientras que en Lambayeque los Mochicas ya usaban ataudes. Los arqueólogos encontraron los restos del Señor de Sipán dentro de un sarcófago de madera con las esquinas amarradas con cintas metálicas. Junto a su cabeza y pies habían dos esqueletos de mujeres jóvenes y en las partes laterales los esqueletos de un perro y dos llamas.

El Señor de Sipán fue sepultado con un vistoso traje de piezas de oro, plata y cobre, y rodeado de cerámica y madera tallada, y su cráneo descansaba sobre un plato de oro.

Debido a la gran cantidad de objetos encontrados, el Museo Brunig no era suficiente para albergar todo, por lo que con el dinero que se captó de los diversos viajes de exposición que se hicieron se logró financiar un museo integro para el Señor de Sipán.

No pierda la ocasión de visitarlo. Sin duda dirá que valió la pena haber viajado hasta Lambayeque y se irá conociendo más sobre los pobladores que desarrollaron una de las más grandes civilizaciones del antiguo Perú.

Por: Juan César Cabrejos Becerra


Fuente: http://www.rpp.com.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada