lunes, 16 de julio de 2012

REFLOTAR AZUCARERA CAYALTÍ SERÁ PRIORIDAD DE GESTIÓN REGIONAL


Afirma presidente Humberto Acuña en reunión con accionistas
También anuncia auditoría a administración de Fiduciaria COFIDE

Conseguir el verdadero reflotamiento de la empresa agroindustrial Cayaltí, será un compromiso de la actual gestión del Gobierno Regional de Lambayeque, con el fin de mejorar la situación económica de sus accionistas y generar el desarrollo social de su pueblo.

Así lo afirmó el presidente regional, Ing. Humberto Acuña Peralta en la reunión que sostuvo en el centro de esparcimiento del distrito con los trabajadores, jubilados, viudas y herederos.

El mandatario estuvo acompañado del secretario general, Luis Falla Sayaverdi; jefe de Asesoría Jurídica, Víctor Sánchez Correa; jefe de Administración, Víctor Miranda Monteza; y la consultora en Asuntos Legales, Bertha Díaz Morales.

La intervención se da ante una presunta mala administración por parte de la Corporación Financiera de Desarrollo-COFIDE, entidad que asumió la conducción de la azucarera en el 2003 con miras a invertir y lograr su modernización, luego de suscribir un contrato de fideicomiso con el Gobierno Regional en representación de los trabajadores.

Ante la presunta deficiente gestión administrativa, el titular del Gobierno Regional explicó que ya solicitó a COFIDE un informe de los estados financieros de la empresa para conocer con exactitud la real situación económica de la empresa. También se efectuará una auditoria externa de dicha gestión para detectar presuntas irregularidades, como denuncian los trabajadores.

“Nuestra gestión asume hoy el reto de reflotar la empresa Cayaltí. Vamos a exigir explicaciones de la crisis económica que atraviesa, se suponía que Cofide, mediante el fideicomiso, iba a mejorar su situación pero la realidad es otra”, expresó.

Acuña Peralta adelantó que si todos los accionistas apuestan por la inversión privada para reactivar la azucarera, se realizarán todas las gestiones para buscar a la empresa idónea y con solvencia económica que garantice una efectiva modernización.

“Nuestro sueño es ver a su fábrica produciendo azúcar, tierras productivas para la agroexportación, mejores sueldos, mayor atención a nuestros jubilados. La empresa saldrá adelante con la unidad y el aporte de todos”, recalcó.
 
Según los accionistas, la deuda con entidades financieras y otros acreedores, así como con los trabajadores, se incrementó considerablemente  desde que ingresó COFIDE. Además el valor de las acciones se han devaluado, las tierras no producen, una fábrica paralizada, entre otras dificultades que atraviesan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada