martes, 3 de julio de 2012

INICIAN RESCATE DEL REINO DE CINTO


Cultivos destruye 45% del Señorío que dio origen a Chiclayo

De los más de 600 mil habitantes de La Capital de la Amistad ¿Cuántos conocen el origen de Chiclayo? Sin  duda que pocos. Sin embargo, el Reino de Cinto reúne muralla, caminos empedrados, cementerios, estructura de piedra que da la idea de haber sido una ciudad de piedra o fortificada, una maravilla arqueológica, por lo que está llamada a convertirse en el nuevo epicentro turístico-cultural de atención nacional y mundial. No se descarta haber sido el centro de uno o varios santuarios religiosos de relevancia, donde la élite de la época ofrecía sus ceremonias a los dioses o al Señor que reinaba en la zona.

En el tiempo prehispánico, cualquier comunidad no poseía este tipo de atributos, es por eso  que varios investigadores coinciden en sostener que este lugar era el centro de un pueblo progresista y vigoroso. De allí que el origen de Chiclayo está profundamente ligado al Señorío de Cinto.

Con la finalidad de desentrañar el misterio de la fundación de Chiclayo, se iniciaron las investigaciones arqueológicas en Huaca Brava (Pátapo), cuyas primeras indagaciones avizora la grandeza histórico-cultural, que lograron plasmar nuestros antepasados. El equipo de arqueólogos que tiene esta responsabilidad están dirigidos por José Bonilla Sánchez y, lo integran sus pares José Guerrero Gonzaga y Julio Torres Vargas, quienes han asumidos el desafío de entregar resultados alentadores que coadyuven a reforzar la hipótesis del esplendor del Reino de Cinto.


Este Complejo Arqueológico de encuentra aproximadamente a 35 kilómetros de Chiclayo y comprende Cerro Pátapo, Huaca Brava, Huaca Santa Rosa y El Tambo. Las indagaciones recién se inician, pese a ello hay indicios que este Señorío, no sólo concentraría vestigios de la Cultura Lambayeque, sino también vestigios de la Cultura Mochica. Está hipótesis debe ser o no confirmada al término de las investigaciones.

Antes de iniciar las investigaciones, se procedió a limpiar la maleza que cubría el Complejo Arqueológico Cerro Pátapo- Cinto, que comprende El Tambo y Huaca Brava, quienes a su vez corren el riesgo de ver afectada su estructura por la humedad que filtran los cultivos de parceleros y de la Empresa Agroindustrial Pucalá.

A ello se agrega el peligro que funcione a escasos 10 metros de Huaca Brava, una laguna de oxidación de Epsel, cuya construcción no tuvo en cuenta las consecuencias negativas de socavar poco a poco las bases de este recinto.

“Lo lamentable sería que si no se hace nada por impedir que la humedad avance, el mundo y especialmente los chiclayanos no podrán conocer plenamente en qué consistió su origen, no podemos saber la rica cultura de Cinto. Es como si los hijos o hijas no supieran nunca quién fue su padre o madre”, atinó a decir el arqueólogo Bonilla Sánchez.

Indicó que estaba coordinando con el director de la Unidad Ejecutora Naylamp 005-Lambayeque, doctor Carlos Elera Arévalo, quien le ha ofrecido apoyo para evitar el deterioro de este monumento arqueológico y, de esta manera poder cumplir con el trabajo científico de la mejor manera posible.

A su turno el conservador Pedro Rivera Chozo, puntualizó que la excavación tiene que ir de la mano con la conservación, debido que “de nada valdría rescatar un monumento arqueológico, si no se le protege, preserva y promociona para la posteridad. En este sentido coincidimos con los arqueólogos para hacer de estos restos arqueológicos un ejemplo de labor científica”, acotó.

Cabe precisar que Huaca Brava consta de 51 hectáreas, de las cuales 23 han sido destruidas por los cultivos. “Lo que ha sucedido es una estocada a la herencia cultural de la nación”, indicó José Bonilla, quien instó unir esfuerzos para conservar las estructuras arquitectónicas y muro perimetral, cuya cerámica paleteada es peculiar porque deja una marca o huella que sigue imperecedera pesar del tiempo transcurrido.

En otras palabras significa que el 45% del Señorío Cinto (Huaca Brava) ha desaparecido. ¿Dejaremos que el restante 55% desaparezca, junto con el origen de Chiclayo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada