viernes, 1 de julio de 2011

“SINGAPUR: EDUCACIÓN UNIVERSITARIA”.

Escribe: Sociólogo Antonio Solís Tasaico/ Vice Presidente ENTE PERUANO-ARGENTINO DE SOCIÓLOGOS y Docente de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo.


La obstinación por la educación es característica de Singapur que ha permitido pasar de país tercermundista al primer en cuarenta años. Singapur -colonia de Inglaterra-, país pequeño de 4.7 millones de habitantes. Características principal: país extremadamente pobre, carente de recursos naturales – Latinoamérica es lo contrario-. Su éxito a la separación de Malasia en 1965, fue la educación. Es el mayor productor de plataformas petroleras submarinas, uno de los mayores exportadores mundiales de sistemas de control para puertos y aeropuertos. Sus empresas de arquitectura e ingeniería civil están ubicados en el mundo; construyendo los mayores centros comerciales del mundo, en Dubai; han construido e instalado ascensores inteligentes en edificios, sin botonera. Todo previamente se preselecciona electronicamente , para ahorrar energía y tumulto de gentío.

Singapur pasan de semi analfabetismo a triunfadores y campeones en ciencias, gracias a su sistema educativo. Hace 40 años su nivel de analfabetismo en Singapur era muy alto. Hoy, mayoritariamente los jóvenes ingresan a universidades, institutos superiores, escuelas vocacionales; ocupan el primer lugar a nivel mundial –en las evaluaciones TIMSS, que evalúan a estudiantes de primaria y secundaria en ciencias y matemática, mientras que Estados Unidos, ocupa el octavo lugar. La Universidad Nacional de Singapur se ubica entre las 30 mejores del mundo según el Times de Londres, mientras que la mejor ubicada de Latinoamérica ocupa el puesto 150: Universidad Autónoma de México. Singapur con sus 4.6 millones de habitantes supera a México, con sus 110 millones de habitantes, y a toda Latinoamérica con sus 570 millones de personas. Singapur no tiene recursos naturales –como lo tiene Latinoamérica-, y sobreviven ante ello, por su potencial humano. Por carecer de recursos naturales, debe importar todo –el agua de Malasia-, hasta reemplazarlo desalinizando el agua de mar. Hoy Singapur exporta anualmente 235 000 millones de dólares, frente a países con recursos naturales y mayores poblaciones como Brasil, que exporta 200 000 millones de dólares; Venezuela 103 000; Argentina 73 000, y Chile 69 000 millones de dólares.

¿Cómo hicieron todo esto?. Instituye el idioma inglés como lengua principal, y la materna en segundo lugar. El inglés es idioma del comercio mundial, del internet, -y de la gentía cotidianidad-, por eso debía hablar inglés la población de
Singapur. Éste país, cambia y modifica sus estrategias, ante adversidad de la competencia de sus vecinos, y países más alejados: era una bomba política-económica.

El siguiente secreto del éxito educativo, fue la internacionalización de la educación. Según el ranking del Foro Económico Mundial, Singapur es el país más globalizado del mundo. Tiene una economía abierta, una población multilingüe, sino que apoya y alienta a sus población estudiosa viajen al exterior, y tenga contacto con otros países desde la escuela primaria. No se tiene que estar “reinventando la rueda a cada instante”. Los viajes de estudiantes al extranjero, es una política de Estado: un tercio de estudiantes en primaria deben ir al extranjero, un 40% en educación secundaria, y un 50% en la universidad. Esa tendencia se deberá seguir incrementando en todos los niveles del sistema educativo nacional de Singapur. Los estudiantes viajan de excursión-guiada, a China, Vietnam, Camboya, Australia, Japón, Inglaterra, Europa Central, EE.UU. Estudiantes de éstos países también pueden convivir en Singapur, aumentando así desde niños, la diversidad cultural –a temprana edad escolar-.

En la dimensión de universidades, Singapur tiene 100 universidades extranjeras en su país, es la mayor internacionalización de la educación superior –importando literalmente- las mejores universidades del mundo; mientras que la universidades latinoamericanas “prohíben a las universidades extranjeras”, a otorgar títulos profesionales en sus territorios. Singapur hace lo contrario: convocando e invitando a las mejores universidades del mundo a su país: asociados a éstas o por sí mismas. Universidad de Chicago, de Nueva York, tienen una filial o sucursal con la misma curricula a su sede central.

La calidad educativa implica la rigurosidad pedagógica, didáctica, metodológica desde primaria, secundaria y universitaria; es la característica de la meritocracia educativa que deben expresarse en el rendimiento académico. Ello determina capacidades a seguir estudios universitarios, o educación terciaria o institutos superiores, o vocacionales donde pueden aprender un oficio. Singapur reconoce este seguimiento y proceso de selección estudiantil. Consideran que no existe manera de averiguar el progreso y desarrollo de los estudiantes, que no sea a través de exámenes…que deberán ser rigurosos.

Latinoamérica y en particular Perú deben tomar nota de la implicancia a revolucionar: reformas en la universidad nacional, acabando con la corruptela, abuso del estado de derecho, de autoridad, que laceran la inteligencia peruana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada