sábado, 27 de agosto de 2011

BAJO VOLUMEN HÍDRICO DEL TINAJONES PREOCUPA A LOS PRODUCTORES DE MAÍZ

Así luce el reservorio de Tinajones, que solamente cuenta con 52 millones de metros cúbicos, que es insuficiente para sacar adelante la campaña de maíz amarillo duro.




Durante una visita guiada, que se realizó el sábado 20 de agosto del año en curso, productores de maíz de las Comisiones de Regantes de Mórrope, Sasape y Chongoyape, se llevaron la gran sorpresa de su vida al constatar que en ese momento, debido al poco aporte del río Chancay, el reservorio de Tinajones almacenaba solamente 52 millones de metros cúbicos, siendo su capacidad máxima de 320 millones de metros cúbicos.

De este volumen, solamente se podrá disponer de 15 millones de metros cúbicos para atender a todos los usos, porque 25 millones de metros cúbicos corresponden al sedimento compuesto por los sólidos acumulados en más de 40 años que tiene de operación el reservorio y los otros 12 millones de metros cúbicos constituyen la reserva técnica que debe mantener esta importante taza hídrica.



La situación deficitaria de agua también causó gran preocupación entre los mencionados agricultores, considerando que si en los próximos días no se registran precipitaciones pluviales significativas en la parte alta del valle Chancay, es inminente que muchos de ellos pierdan los cultivos de maíz amarillo duro que han instalado en las parcelas que dirigen y otros obtengan baja producción.

Encabezados por los directivos que los representan, así como del presidente de la Junta de Usuarios Chancay-Lambayeque, Genaro Vera Roalcaba, y técnicos de dicha institución, los hombres del campo arribaron primero a la bocatoma Racarumi, donde verificaron el bajo caudal que registra en la actualidad el río Chancay, siendo informados que es muy posible que, tal como está previsto, a partir de la segunda semana del mes entrante esta situación mejore.


Al respecto, el Ing. Pedro Gallo Sánchez, del Área de Operaciones del Sistema Menor, explicó que el bajo caudal que por ahora viene registrando el río Chancay es casi normal, considerando que nos encontramos en la época más severa del estiaje, precisando que el pronóstico del aporte de dicho río, establecido para esta temporada, era de 5.9 metros cúbicos por segundo y el promedio del último viernes ha sido de 5.261 metros cúbicos por segundo.

Luego, tras constatar la exigua reserva de agua que en estos momentos existe en el Tinajones, el mencionado profesional señaló que esta situación de apremio se está presentando porque se tuvo que atender los requerimientos hídricos que permitieron lograr salvar la campaña anterior, precisamente con el agua almacenada en dicha infraestructura de almacenamiento.

Asimismo precisó que, la paulatina disminución del volumen del mencionado reservorio se ha producido porque, desde el mes de diciembre del 2010, la demanda de agua para usos agrarios en el valle Chancay-Lambayeque ha sido mayor que la oferta, indicando que en estos momentos la demanda hídrica supera en aproximadamente 3 metros cúbicos al caudal del río Chancay, los mismos que están siendo atendidos por el reservorio de Tinajones.

En tal sentido, el Ing. Pedro Gallo exhortó a los usuarios para que hagan un uso eficiente en el manejo del agua que se les asigna para el cultivo de sus parcelas agrícolas y, de esta manera, se eviten eventuales pérdidas económicas.

También dio a conocer que, considerando que las condiciones climáticas que en estos momentos reinan en parte alta de valle Chancay son desfavorables para la precipitación de lluvias, es muy posible que el cierre del canal Taymi, previsto para el 15 de setiembre, se adelante una semana, y así se puedan realizar los trabajos de mantenimiento a la dicha infraestructura de distribución de agua.

Por su parte, el jefe de Operaciones del Sistema Menor, Ing. Manuel Molina Urrutia, informó que en todo el valle Chancay-Lambayeque, se han instalado 5 mil hectáreas de maíz amarillo duro, siendo la siembra más intensa en en el ámbito de las Comisiones de Regantes de Chongoyape y Mórrope.

Del mismo modo manifestó que, de continuar demorando la caída de lluvias, no se va a poder atender la demanda normal ni extraordinaria de dichos agricultores, reconociendo que esta situación afectará más a los usuarios de Mórrope, por encontrarse sus terrenos en la parte más baja del valle.

Agregó que su despacho se ha visto obligado a restringir la dotación de agua para los cultivos permanentes, como la caña de azúcar, con solo el 30% de su coeficiente mensual; el maíz, con 1.5 horas por hectárea y los pastos, con el 50%, de su coeficiente mensual.

El volumen diario que se está asignando para el uso poblacional de Chiclayo, Lambayeque, Chongoyape, Saltur y Sipán, es de 1.760 metros cúbicos por segundo, mientras que para el uso industrial se está otorgando solamente 0.6 metros cúbicos por segundo.

A su turno, Genaro Vera Roalcaba, hizo un llamado a los agricultores que visitaron el reservorio de Tinajones, pidiéndoles que reflexionen en torno a la problemática hídrica suscitada, señalando que es imperativo que se unan a la cruzada que la Junta de Usuarios Chancay-Lambayeque ha iniciado para lograr la reforestación de la parte alta de la mencionada cuenca hidrográfica, como una medida efectiva para la generación de más agua en dicha zona, donde se ubican los colchones acuíferos del río Chancay.

La cruzada consiste en el aporte de los agricultores con un nuevo sol por hectárea de los terrenos que conducen, para financiar la instalación de viveros necesarios para la generación de los plantones para la reforestación de las inmediaciones de la naciente del río Chancay, con lo cual se logrará incrementar el caudal del mismo.

Asimismo refirió que se tiene previsto habilitar próximamente dos mini reservorios, uno de ellos en el sector denominado La Montería, para poder almacenar más volúmenes de agua en épocas de abundancia y, de esta manera, se pueda garantizar el éxito de las campañas agrícolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada